El presidente Mauricio Macri se realizó hoy un estudio médico en el que se constató la presencia de un quiste en su páncreas que, al ser benigno, no requiere tratamiento.

De acuerdo a lo establecido en un comunicado de prensa oficial, en la mañana de hoy el mandatario fue sometido a una resonancia magnética que confirmó un diagnóstico derivado de los estudios que se había practicado el 23 de mayo pasado.

Puntualmente, el diagnóstico dio cuenta de la presencia de un quiste pancreático preexistente de carácter benigno, lo cual fue confirmado hoy, al mismo tiempo que se concluyó que no requiere tratamiento alguno.