En medio de la fuerte devaluación del peso frente al dólar, las acciones argentinas que operan en Wall Street se hundieron este jueves hasta un 13%, mientras que el riesgo país trepa 6,7% ante el mal humor de los inversores extranjeros respecto a los activos domésticos.
El peso se depreció con fuerza por coberturas, en una plaza que no contó con regulación de la banca oficial, más allá de que la suba del dólar afectó a todas las monedas de la región.
El derrumbe de la moneda se da en momentos de incertidumbre tras un reciente acuerdo por una línea de crédito con el FMI, a días de una abultada licitación de letras Lebac y a la espera de la decisión que tomará el gestor de índices MSCI de incorporar al país a su referente de mercados emergentes, comentaron analistas.
En ese marco, las acciones de Superville se derrumban un 12,8%; las de Banco macro, un 12,9%; y las Banco Francés, un 11,9%. A su vez, los ADRs de Galicia pierde un 9,4%; los de Edenor, un 8,3%; y los de IRSA, un 7,7%.
En tanto, los bonos soberanos en dólares cayeron en promedio un 1,3%, con un riesgo país que subía 34 unidades, a 541 puntos básicos.