La candidata propuesta por el Gobierno para reemplazar a Alejandra Gils Carbó como jefa de los fiscales deberá defender hoy su pliego en el Senado. Inés Weinberg de Roca concurrirá a la Comisión de Acuerdos de la Cámara alta en busca del visto bueno para ser nombrada al frente de la Procuración General de la Nación.
Lo cierto es que la aprobación del pliego no está garantizada. Para ser formalmente designada al frente del Ministerio Público Fiscal deberá contar con el apoyo de los dos tercios de los senadores presentes el día de la sesión, un número al que Cambiemos no puede llegar con los senadores propios.
Weinberg de Roca no la tendrá nada fácil en el Senado, ya que la postulante de la Casa Rosada enfrentará las objeciones de los legisladores opositores que se harán eco de las impugnaciones formuladas por organismos de Derechos Humanos.
La Procuración General de la Nación se encuentra actualmente a cargo de Eduardo Casal, quien asumió de manera interina el pasado 22 de noviembre, cuando Gils Carbó tomó licencia tras la contundente victoria de Cambiemos en las elecciones legislativas, aunque el 31 de diciembre la funcionaria hizo efectiva la renuncia.
La Casa Rosada había batallado durante casi dos años para lograr que la exjefa de los fiscales diera un pasado al costado y abandonara el cargo, acusándola por su cercanía al kirchnerismo, pero al lograrlo no mostró apuro por definir el nombre del sucesor.
Weinberg de Roca es una jurista especializada en derecho internacional que actualmente se desempeña como presidenta del Superior Tribunal de Justicia porteño. Anteriormente se había destacado en el ámbito internacional al integrar el Tribunal Penal Internacional para Ruanda, la Sala de Apelación del Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia y también había logrado ser ungida como la primera presidenta del Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas en 2009.
Sin embargo, la candidata oficial a ocupar la silla de Avenida de Mayo está en el ojo de la tormenta por organismos de Derechos Humanos que le cuestionan declaraciones suyas sobre la dictadura.
A través de una carta enviada a los senadores, Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, HIJOS, Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre pidieron que no sea nombrada como jefa de los fiscales.
Las agrupaciones consideran que Weinberg que no tiene idoneidad para desempeñar el cargo a raíz de expresiones que, según dicen, ponen en duda su “compromiso” con los Derechos Humanos y con el enjuiciamiento de represores.
Sus dichos se desprenden de una entrevista que la magistrada brindó el 28 de octubre del 2008 al colectivo “Voices from the Rwanda Tribunal”, con motivo de su participación como integrante en el Tribunal Penal Internacional para ese país. En esa oportunidad, Weinberg comparaba el proceso judicial vinculado al genocidio de la nación africana con el proceso de Memoria, Verdad y Justicia llevado adelante en la Argentina respecto de los crímenes de lesa humanidad.