En el marco de la difícil situación que atraviesa la planta de Metalúrgica Oliva en Puerto Madryn, la cual ya no se encuentra operativa y con unos 24 empleados literalmente en un “limbo”, ya que no han sido desvinculados pero tampoco ha tampoco han cobrado sus salarios, concejales de todos los bloques recibieron a los trabajadores el día jueves por la mañana.
El encuentro se dio durante la reunión de la Comisión de Gobierno, encabezada por Enzo Terrera (Chubut Somos Todos), y según mencionó el edil, dentro del espectro de injerencia del Concejo Deliberante, los bloques propondrán que se les postergue el pago de impuestos y tarifas de servicios públicos, atentos al complejo escenario que atraviesan.
Ninguno de los 24 empleados de la empresa metalúrgica cobró su salario durante los últimos dos meses y, de acuerdo a lo esgrimido por Terrera, plantearían ante la Secretaría de Trabajo la decisión de considerarse despedidos, a fines de que se acelera el pago de las indemnizaciones por parte del propietario de la firma, que también posee una planta operativa en la provincia de Buenos Aires, con 13 personas a cargo.

Aguardan la venta del terreno

En diálogo con medios de prensa, dos de los “voceros” del grupo de trabajadores, Ramón Millan y Ricardo Altamirano,dijeron ser “víctimas” de un proceso donde los costos de producción que implica la región patagónica terminó costándoles sus puestos de trabajo.
A su vez, tampoco les han cancelado los salarios adeudados ni la indemnización, atentos a que la estrategia del dueño de la empresa sería vender el galpón en donde funcionaba la metalúrgica, para afrontar las obligaciones económicas.
Según trascendió, la maquinaria de la firma sería trasladada a la fábrica que se encuentra operativa en Buenos Aires.
Por su parte, Millan comentó que el encuentro con los ediles le permitió “plantearles un pedido de ayuda para los compañeros que recibieron el aviso de corte por parte de Servicoop, debido a que adeudan entre dos y tres facturas”.
Además, desde hace dos meses, la empresa no les abona los sueldos, que se pagan por quincena, así como tampoco el aguinaldo y los reajustes por paritarias, generando un espiral de deudas que tuvo como damnificados a los trabajadores, quienes no pueden hacer frente a sus obligaciones.

Sin diálogo ni respuestas

Aún no se confirmó si el resultado de la gestión será un subsidio provisorio, o bien una prórroga de los vencimientos de dichas facturas.
“El dueño de la empresa nos abandonó y no tenemos ningún tipo de ingreso”, manifestó uno de los delegados de los 24 trabajadores, sumando a ello que, al momento, lo único que tienen es “la palabra” del empresario, quien anticipó que la situación del pago de indemnizaciones y liquidaciones finales se resolvería una vez que se vendiera el predio donde funcionaba la empresa; de acuerdo a lo que el propio dueño de Oliva mencionó en diálogo con el Diario, habría varias empresas pesqueras interesadas en adquirirlo, pero hasta el momento ninguna operación se ha concretado.
“Varias veces convocamos al dueño a la Secretaría de Trabajo, pero solo una vez concurrió; nos dijo muchas cosas menos la solución que nosotros queríamos, que es que nos manden el telegrama para salir a buscar trabajo tranquilo y hacer los trámites para acceder al subsidio por desempleo”, relató Millán, mientras que Altamirano planteó que “dijo cualquier cosa, porque no habló de la venta; nunca nos dijo voy a hablar con tal comprador y para tal fecha tengo algo concreto”.

Prórrogas impositivas y en servicios

En diálogo con el Diario, Terrera comentó que “ellos habían presentado una nota donde solicitaban ser recibidos por los concejales, eso lo hicimos el jueves, en la Comisión de Gobierno, donde recibimos a 15 trabajadores” y planteó que “la palabra ‘ex trabajadores’ podría considerarse ahora más firme, ya que se van a considerar despedidos, teniendo en cuenta que el telegrama la empresa aún no se los ha enviado”.
Como si ello fuera poco, la firma “no ha tenido contacto con ellos, les ha dejado la llave para que mostraran la misma a un futuro comprador; ellos, a través del gremio y la Secretaría de Trabajo, se van a considerar despedidos”, precisó el edil, agregando que “por eso vinimos a escucharlos y pusimos a su disposición la ayuda de poder mover, en el caso de Servicoop, los vencimientos y las notas que llegan por falta de pago; en el caso del Municipio, presentaremos un proyecto para que los impuestos puedan pasarlos hasta que puedan cobrar su indemnización o bien consigan trabajo”.

“No está declarada en quiebra”

En otro orden, Terrera sostuvo que “son 24 trabajadores y no perciben el salario hace dos meses, además de que no tienen comunicación; ellos dicen que si les mandan el telegrama, estarían despedidos y eso les permitiría salir a buscar trabajo, lo cual no es nada fácil pero podrían hacerlo, a la vez que también podrían percibir el fondo de desempleo; pero no tiene el telegrama y están en esa situación de incertidumbre y una posición de la empresa de no querer hacer este paso”.
El concejal comentó que “una de las cosas que hice, por mi parte, fue tomar los datos de Oliva en Buenos Aires; empecé a mirar que el CUIT corresponde al mismo que está aquí, lo cual significa que la empresa en Buenos Aires está funcionando, ellos (por los trabajadores de Madryn) son empleados de Oliva, que está funcionando en Buenos Aires con el mismo CUIT; lo cual a su vez significa que están en condiciones de pagar y hacer un arreglo con los trabajadores”.
En esta línea, Terrera advirtió que “en segundo lugar, no está declarada en quiebra ni en convocatoria, porque está funcionando en Buenos Aires”.

“Nos dieron la espalda”

Consultado sobre la situación laboral en la ciudad de Puerto Madryn, atentos a este nuevo cierre de una planta, el edil opinó: “Me parece que en todos los sitios comerciales está ocurriendo y en todo el ámbito laboral; en el ámbito privado es muy grave. En lo personal, siento que a pesar de lo que dicen todos, de que a la Patagonia la están mirando de reojo, lo cierto es que, si uno le da la espalda a algo, no puede siquiera mirarla de reojo. Y creo que el Gobierno Nacional ha demostrado que a la Patagonia la ha puesto a sus espaldas en este momento, sabiendo que todos sus recursos naturales son llevados hacia el centro y norte del país. El Gobierno tendrá que mirar y ayudar a esta situación”.

“Hace dos meses no cobran”

El concejal Claudio Tortoriello, que también participó del encuentro con los empleados de la metalúrgica, comentó que estos últimos “han sido dejados a la deriva por el dueño, el cual no les ha enviado los telegramas de despido para que pudieran al menos cobrar el Fondo de Desempleo, así como tampoco les ha informado cuándo van a cobrar la indemnización” y agregó que “todo eso, bajo la condición de que se vendan las instalaciones que la firma posee en el Parque Industrial, algo que no ha tenido lugar hasta entonces”.
Sobre este puntó, mencionó que el propietario aparentemente les dijo a los empleados que “en varias oportunidades se estaba ‘cerrando el negocio’, pero eso no ha sucedido y ellos siguen sin cobrar; no tienen perspectiva, porque hace dos meses que no le pagan el sueldo, pero tampoco los desvinculan de la empresa, algo que los pone en una situación bastante compleja para acceder a otro trabajo, o bien al beneficio del Fondo de Desempleo”.

Presentarán nómina de empleados

“En caso de que entren a un empleo nuevo, quedaría como que renunciaron a éste; ellos no quieren perder su trabajo allí, hay gente con casi 30 años de trabajo, y el que menos tiene estuvo trabajando ocho años”, precisó Tortoriello, anticipando que “realizarán la presentación judicial y, desde el Concejo Deliberante, vamos a gestionar ante la Cooperativa eléctrica y ante el Municipio, algún beneficio sobre estos temas, ya que algunos empleados han recibido avisos de corte de energía por parte de Servicoop; la idea es que ellos presenten la nómina de trabajadores de Oliva, con sus datos, copias de las boletas de la Municipalidad y de la Cooperativa, aunque no estén a su nombre y estén a nombre de familiares o de propietarios, en el caso de los que están alquilando, a modo de obtener algunas facilidades de subsidios, diferimiento de cobro o algún mecanismo y que no tengan dificultades al respecto; hasta allí es donde podemos llegar desde el Concejo Deliberante, mientras que aguardamos que desde la Secretaría de Trabajo les den una solución, para que puedan hacerse del cobro de sus respectivas indemnizaciones, que por ley les corresponden”.

Municipalidad de Puerto Madryn