El presidente Mauricio Macri lanzó hoy un decreto para modificar el régimen de asignaciones familiares, con el fin de “ordenarlo, darle mayor equidad y aumentar la cobertura”. Entre los cambios, uno de los más significativos es el de unificar el valor en todo el país, con máximos de 1.500 pesos, lo que provocará que desde septiembre se reduzca el beneficio para “zonas diferenciales”, como la Patagonia, donde se cobra el doble.

Además, el gobierno nacional elevó el ingreso mínimo desde el cual el trabajador o grupo familiar percibirá asignaciones: de 200 pesos a 2.816. También redujo los topes: de 94.786 pesos a 83.917.

Al respecto, el director ejecutivo de la Anses, Emilio Basavilbaso, afirmó que “con la adecuación estamos mejorando el sistema de seguridad social, dotándolo de mayor equidad. Vamos a seguir aumentando la cobertura del sistema y queremos que sea parejo para todos”.