Por Juana de Arco*

Me fui unos días. A encontrar a mi hija caminando la América, laburando de payaso y cantándole a la vida. Hoy, reírse, aunque no parezca, es un lujo en esta tierra mía de formas opulentas y caritas de barro. Necesitaba tomar distancia. Cuando me fui, arengué en pocos minutos a todos los conocidos con poder: “-Que vamos a hace con esto!”, chillé por un aparato sin manos acostumbrado a mis extremos, en una Provincia que ya no desestima operadores mientras puedan acercar soluciones.
Llegué a Rawson con un atardecer entorpecido por bruma. Nada ni nadie parecía alterado. La última vez que encaré el despacho del “Uno” fue para ´perdonarnos´ en la previa de una extremaunción inevitable. Él se iba de este mundo, y todos los que lo padecimos-conocimos-resistimos, también nos fuimos con él. Guste o no! Yo no soy fácil para perdonar, pero tampoco quien para condenar. Lloré para adentro por lástima, y lloré para afuera por mi amigo que se esfumó en ese aquelarre de mierda que fue la confrontación con el “Uno” que para muchos fue “menos Uno”.
Esta vez, la cueva del “Uno” era la cueva del “Cero”. ¿Quién registra a Arcioni si no sabe lo que pasó durante el Gobierno de Das Neves?. No es responsable, no es víctima, pero sigue siendo Gobernador? Hubo una extrema calma que me dejó pensado. El apurar el tranco permite esas cosas, sabes por dónde viene el rengo. Y la sensación que me dejó la ´arritmia´ fue de ‘paz armada´. Nada de lo que pasa ahí adentro es definitivamente real, pensé. Tampoco externo. Ni menos novedoso.
Mariano Arcioni lucía en su camisa señida a un cuerpo trabajado un perfume profundamente despreocupado. Y de su despacho de orden y paz solo flotaban ideas, bien lejos de los encarpetamientos dasnevistas a los que don Mario nos tenía acostumbrados. Ideas de todos y de ninguno. Ideas que se ventilaban luego de cada reunión con un abrir de ventanas. Ideas sin proyecto, proyectos sin votos, votos sin legitimación partidaria, partidos sin coherencia política.
Sentí que salía del shopping. Quería comprar todo. Sin embargo, todo era una entelequia sin talle. La avenencia del ámbito golpeó fuerte y claro sobre un encuadre no esperado. Para el común de los mortales, Arcioni estaba literalmente desesperado y sin saber cómo responder a los compromisos de una provincia defoulteada en los hechos. Nada de eso sucedía. Por el contrario, reconocí los sellos de las marcas de fuste en los lienzos de nuestro mandatario, y husmé en profundidad los aromas selectos en su mayoría afrancesados, en su perlada epidermis. Debo confesar que de la inquietud del desmadre populista a la paz oligárquica, hay un gramo que atempera.
Juro que quise creer. Me fui para darle tiempo a mi asombro. Pensé…me ausento dos semanas y cuando vuelva Argentina ganó el Mundial y Arcioni despegó, pagó sueldos, acordó paritarias y aclaró su razón de ser de poder. Nada más lejos…

Quedamos llorando sobre el pasto de Rusia y llegamos a las vacaciones sin clases. El perfumado resistió como Nación manda, presuntamente sin aflojar un mango. Con no descontar días casi todos contentos y los chicos pasarán sin saber nada. Una buena manera de sometimiento continental encubierto, mientras el rubio teñido sigue disponiendo un juego global de arme, desarme y liquidez.

Malas sensaciones

Debo decirlo. No me gustó el perfume. Hoy a lo lejos me genera arcadas. Voy a enfilar a Rawson y no sé bien a qué. No me compré el ´Kent´ aunque me regalaron alguna vez la ´Barbie´. “No tenemos la plata guardada”, dijo confesionalmente el hombre de la camisa impecable el mes pasado. ¿Porqué lo dijo? Fue en el momento mismo en que Arcioni encabezó el lanzamiento del programa provincial para la Promoción del Empleo Chubutense (nada menos) y al cuestionar a los sectores estatales que se habían movilizado en Ruta 3 y 26 en reclamo del pago escalonado de salarios. “Es una realidad que vivimos en la provincia y no es que el dinero lo tengamos guardado” expresó. ¿De donde salió la rara defensa de tener ´guita guardada´? Nadie que se defiende al fin de cuentas, pone como argumento una posibilidad tan concreta… Al parecer el frecuentar tantas voces asistenciales, del PJ, del FPV, del CHST y del FR hizo que se ventilara al fin de cuentas las alternativas reales del mandato de Arcioni.
Nunca cerró por ejemplo como una solo palabrita “reestructuración” por “renegociación” hizo que cayeran los bonos de Chubut exponencialmente. Y tampoco nadie supo como una sola empresa presuntamente compró millones de esos bonos a menor precio, para que en pocos días recotizaron abruptamente. ¿Habrá habido ahí una mano mágica que sostuvo los días difíciles de Arcioni? Vaya uno a sabe, por ahora seguiremos investigando, pero que no fue muy ortodoxo el error y la solución, y fueron muuuuy pocos los lamentos en relación al perjuicio, no hay duda, vecinos.

La teoría conspirativa nunca refutada

No pasaron muchos días para que surgiera una teoría malévola sobre los pagos escalonados, el abismo del default y las manifestaciones sindicales no atendidas, como parte de una presunta realidad arada como ‘terreno de operaciones futuro´ para “el rescate” que tendría preparado y de esa forma construiría la épica del gobierno salvador de un gobernador que quedó judicialmente sin partido libre y prácticamente sin militancia territorial que lo solvente como político. La teoría incluso aludió a una presentación PowerPoint elaborada por una consultora externa. Algo increíble, a no ser porque en Chubut se lleva registro documental hasta de las operaciones de corrupción. Quienes empujaron este dilema, afirmaron que “las cuentas de la provincia ya están dando resultados positivos, con más de 1.400 millones de pesos de saldo a favor en el primer trimestre”. Toda una osadía si no fuera porque nadie del ministerio de Economía salió a desmentir o confirmar el dato.
A la vez se desafiaba “Así es como seguimos teniendo a casi 60.000 empleados públicos sin sueldo, 170.000 chicos sin clases, salud desabastecida y las obras provinciales paralizadas. Todo debería reiniciarse una vez se llegue al sufrimiento máximo. ´Sin mucho mal no hay mucho bien´, dirían desde el establishment.
Que pasó entonces? Nada…. Se siguió tirando de la piola hasta llegar a las vacaciones de invierno y alcanzar algún acuerdo…En el medio, un dirigente sindical ya tendría acordado su postulación como diputado, el grueso de los docentes ganaron escasos morlaco en relación a la inflación que transcurrió en estos mismos meses y el debate político se amesetó hasta que todos se rearmaron como corresponden a un país bananero.

El arte de ‘vender humo’

Si bien es una expresión de la que los argentinos nos hemos adueñado, las raíces de la expresión se hunden en lo profundo del derecho romano, con un caso de pena de muerte para un “vendehumo”. Por más que estemos al tanto de que en todos los ámbitos profesionales existen charlatanes que no dudaríamos en calificar de “vende humo”, la cosa no pasa de estar avispados frente a esos ejemplares que esbozan teorías mágicas como si supieran. Sea fútbol, tecnología, economía o periodismo, vender humo parece ser una costumbre argentina más.
Sin embargo, y por más que la reacción natural ante uno de ellos sea la bronca, a nadie se le ocurriría pensar que alguien puede ser condenado a muerte por vender humo. Pero resulta que sí sucedió. Pero vamos por partes. La frase en cuestión es la traducción del italiano de una figura legal que el Derecho Romano recogía: el “venditio fumi”. Relacionada con hechos de corrupción, la figura de venta de humo legislaba en casos en que un intermediario (que solía ser un abogado) le cobraba un monto a su cliente a cambio de la promesa de conseguir un favor de un funcionario público, que finalmente nunca se realizaba. Era una estafa, un cuento del tío disfrazado.
El caso extremo de venditio fumi está registrado en el año 282 DC, cuando un tal Vetronio Torino, que juraba que tenía llegada al mismísimo emperador Marco Aurelio Probo y prometía cumplir lo que fuera que se propusiera. Algo que, no siendo cierto, le causó muy poca gracia a Probo cuando se enteró. El emperador decidió entonces tenderle una trampa utilizando un falso interesado en sus favores que era en realidad un agente. Vetronio Torino cayó, lo detuvieron, lo juzgaron y lo condenaron a muerte. Es cierto que Mariano Arcioni heredó una provincia con destino a chocarse, pero según las últimas revelaciones habría hecho todo lo posible por estrellarla como táctica electoral. ¿Hablará con Macri nuestro Mariano? O como Torino, nos cuenta el trayecto del es-fumi?

¿Massa “vende humo”?

Resulta que el tema viene a cuestión porque nuestro perfumado Arcioni está dispuesto a jugar con Sergio Massa. Después de licuado el ChuSoTo, lejos del PJ-FPV como sello potable y sin alternativas de ser adoptado por Cambiemos pese a los guiños tramposos, el chubutanao no quiere quedar fuera de 2019 y para ello nada mejor que replicar aquella estrategia de don Mario de usar de la estructura del tigrense. Desde su casa de Castelar, Margarita Stolbizer riega el mismo pasto hace 20 años, y habla más de básquet que de política. Sus tres hijos son buenos jugadores. En ese juego, los triples son cosa de cracs. Pensemos como si fuéramos consultores políticos: ¿qué vende cada candidato? Simplificando podríamos decir que De Narváez vende seguridad. Scioli vende continuidad sin crispación, aunque fuertemente devaluada y sospechada. Y Massa vende…vende “humo”, como dijo Margarita alguna vez. “Hay una sobrevaloración de Massa muy grande. Su fortaleza no tiene que ver con lo electoral, sino con la intriga. A 24 horas del cierre de listas nunca se sabe si va a ser oficialista u opositor. ¡Eso es vender humo! Quienes están detrás de Massa? Dicen los que saben que ´todos los grupos de poder que quieren seguir beneficiándose, pero con alguien que tenga un discurso más moderado”. “Massa, igual que Boudou y Diego Bossio, vienen de militancia en sectores de derecha´. En un país tan polarizado, dos personas que están al tope de la opinión pública lo hacen desde la indefinición absoluta. No se sabe de qué lado están”. Arcioni jugará con Massa?! Es pregunta y es respuesta… Quiere repetir y lograr su propio mandato. Qué cosa es el humo? Una bocanada de aire con forma…despues de todo. Habrá que ver…

* Soy Juana de Arco, …y ceniza de tantos