Por Trivia Demir

Que se viene un ajuste en las Provincias, no hay discusión. Por donde pasará? Es el misterio con el que juega el poder central. En el arranque de semana se conoció la lista de proporciones que se deberá achicar, y a Chubut le corresponderían $1.500 millones, a Río Negro $2.200, a Neuquén $1.600, a La Pampa $1.600, a Santa Cruz $1.400 y a Tierra del Fuego $1.100. Lo que representa en el año más de $112 mil millones de pesos, o sea el 50% de lo que pretende achicar Nación del déficit comprometido al FMI.
La idea de Mariano Arcioni no fue nada peregrina en este esquema al proponer abordar “en bloque” la discusión sobre el Presupuesto 2019 que pretende atomizar Nación. Por supuesto que Weretilneck juega a dos discursos, una patagónico y uno nacional al que lo une las bondades espectaculares que se esperan del proyecto rumiante más famoso del país y gran parte del mundo: Vaca muerta.
Sin embargo, y más allá de las desmentidas, hubieron vicegobernadores que `comprar´ esta idea de jugar juntos, y tal vez decidir posiciones en bloque. Después de todo, para ir a negociar nada mejor que mostrar fortaleza territorial, un concepto que siempre utilizó fuertemente el ex gobernador Mario Das Neves.

De a poquito, de a poquito…

Por estos días Nación dejó trascender que las provincias debían hacerse cargo de los subsidios al transporte, después que también deberían hacerlo con las viviendas sociales, luego con los incentivos docentes, y así van de a poco las reducciones de aportes nacionales. Pese a las desmentidas desde algunos ministerios, Arcioni reiteró su propuesta de “apostar a lo propositivo” y conformar un frente Patagónico de mandatarios y legisladores para “revertir el ajuste que prevé aplicar el Estado Nacional en la región” y revisar propuestas.
Y sostuvo que los individualismos “nos han llevado hoy a estar en la situación en la que estamos, y así no vamos a logar lo que se merece toda la Patagonia”.
Arcioni reveló que “cuando nos reunimos con el gobierno nacional nos manifestaron los cuatro ajustes que iban a hacer: subsidios del gas, transporte, combustible y jubilaciones”.
E indicó que tras “arduas gestiones y de la firme posición que he tenido yo en cuanto a manifestar que no lo íbamos a permitir, empezaron a revertirlo. Lo bueno que a través de imponerse y de decir lo que hay que decir, uno puede empezar a ver que nos toman en cuenta”.
Además, Arcioni confirmó la conversación mantenida con su par de Río Negro, Alberto Weretilneck, e indicó que “hay que entender que lo que uno propone es algo propositivo, quien se quiera sumar que se sume y quien no, que no se sume”.

Prende el bloque “antiajuste”

Pese a que Neuquén juega su propio juego a partir de Vaca Muerta, Río Negro tiene mas internas y ve venir más miseria para estos pagos.
Por lo del bloque “antiajuste” propuesto por Arcioni saltó por ejemplo en Río Negro la incomodidad entre Weretilneck y Pesatti, que se advirtió el martes cuando compartieron actos oficiales en Pomona (licitación de redes eléctricas a Solito-Conesa) y Lamarque (entregas de viviendas). Existió un trato distante. Al gobernador lo disgusta la autonomía del vice, que incluso complica su vínculo con el gobierno de Macri. En sus declaraciones previas a las ceremonias repitieron antagonismos. Ambos hablaron con FM Visión de Lamarque. Pesatti contó que la prioridad legislativa en lo que resta del año será el presupuesto en “tiempos de tantas dificultades” con “este plan económico del macrismo que tanto daño hace al país, la provincia y la gente”. Mientras que Weretilneck reiteró que no hay “confirmación de ningún ajuste, ni quite de beneficios” para Río Negro. “Cuando lo tengamos lo negociaremos individualmente con Nación, o todas las provincias si es general”.
En Lamarque, Pesatti intercambió opiniones con el coordinador de Interior, Juan Martín ( el recordado subsecretario de Información Pública de Martín Buzzi en Chubut), quien lo había cruzado el lunes después de que el vice calificó de “cínico” a Macri.
“Habla de ajuste –afirmó el viedmense– como si el ajuste no comenzó desde el primer día de su gobierno”. Martín lo emparentó con el roquense Martín Soria, pues Pesatti eligió “el camino de la queja permanente y de nostalgia por algo que sólo existe en su imaginación”.
Más allá de las chicanas, desde el ministerio del Interior, no paran en deslizar recortes a los estados subnacionales, y el grito al cielo que lanzó Arcioni, cada vez tiene más sentido.

La construcción del “nuevo príncipe”

Con esta `plantada de bandera´, que fue de a poco prendiendo solidaridades y similares puntos de vista no solo de funcionarios de otras provincias sureñas, sino de referentes con proyección en Chubut, tal el caso de intendentes como Ricardo Sastre, Arcioni pegó una empinada política.
De aparecer públicamente y en gran parte del país como un ignoto desconocido desde hace seis meses, y para otros como el vice del fallecido `don Mario´, a partir de este semestre entró en el círculo de las discusiones grandes nacionales. Una búsqueda de imagen que va logrando sus frutos de la mano de sus nuevos asesores cuyo libro de cabecera es harto conocido.
Para Maquiavelo, y la idea que le ofrecía en su análisis a Lorenzo de Médicis, las acciones propuestas no se remitían solo al ejercicio del poder, sino también a los factores que influyen en su adquisición y conservación, a un “príncipe nuevo” que tendrá que defender constantemente su poder frente a sus súbditos y a las potencias vecinas.
Maquiavelo presentaba cuatro maneras de adquirir el poder, a las cuales podrán corresponder diferentes maneras de conservarlo o perderlo. `Se adquiere por virtus (es decir por energía, resolución, talento, valor indómito y si se quiere feroz) […], o por fortuna […]. Además, para ser completo´, y además Maquiavelo tiene en cuenta las adquisiciones por perfidia, y hasta las adquisiciones por el favor, o sea, el consentimiento de sus ciudadanos.
No importa que desmientan o critiquen a Mariano Arcioni por la propuesta de un blindaje regional, lo importante es que se visibilice lo suficiente para mostrar que puede ser un obediente aliado de la Nación, pero también un férreo defensor territorial, apenas diciendo algunas verdades en la mesa equivocada, que no es la chica, que funciona en Balcarce 50.
El tema es que vamos a ver como sigue la historia. Sobre todo cuando Arcioni debe ir semanalmente a solicitar algún favor al macrismo. Puede que el asesoramiento perfidiano lo ayude, pero también puede que lo ponga contra las cuerdas y terminemos perdiendo algo más que $ 1.500 millones.
Las recetas son piolas porque marcan un sendero para `cocinar´, pero está dicho que el otro 50% siempre es inspiración y `mano´ propia. Lo mismo sucede en política.
De hecho, cuenta la historia que el otoño negro de 1513 resulta una fecha clave para la ciencia política, precisamente porque Nicolás Maquiavelo envió a Lorenzo de Médicis (nieto de Lorenzo “el Magnífico”) ese `fundacional´ escrito titulado “De Principatibus”, esperando recuperar así su empleo como funcionario de Florencia. Pero saben que sucedió? Recibió a cambio dos botellas de buen vino como agradecimiento y, mucho más tarde, el título de `fundador de la politología moderna´. Pero tarde, muy tarde. Habrá que ver…

Fuentes: Perfil, Río Negro, NA, UNAM, propias.