Con la certeza de que el incendio de la confitería La Piedra fue intencional, lo que fue comprobado por las pericias, en el Centro de Deportes de Montaña La Hoya, de Esquel, se trabaja ahora para “salvar” lo que resta de la temporada. Y más teniendo en cuenta que la cantidad de nieve acompaña y en los últimos días, pese al siniestro, se registró un récord de esquiadores: más de 1.500 por día.
Tras el incendio, las autoridades tomaron la decisión de rebajar las tarifas un 35%. Ahora, los mayores pagan $ 750 y los menores, $ 300. Porque además, el lugar donde se encontraba la confitería era el que utilizaban los principiantes, es decir mayoritariamente las familias que decidían pasar en el centro las vacaciones de invierno.
El presidente de Chubut Deportes, Walter Ñonquepán, acompañado por el gerente del Centro de Actividades de Montaña (CAM), Diego Alonso, explicó en conferencia de prensa brindada en Esquel que según el informe preliminar del perito entendido en la causa el incendio desatado en la confitería “La Piedra” fue de carácter intencional. Ñonquepán explicó que el fiscal al frente de la investigación cuenta con información suministrada por el perito ígneo. “He tenido la confirmación de que fue un evento intencional lo que sucedió en La Hoya”, señaló.

Responsabilidades y compromiso

Recordó que el organismo deportivo se hizo cargo del servicio de confitería durante la temporada invernal 2017 y que el resultado fue positivo con buena aceptación del propio público, destacando el trabajo invaluable de los empleados, desde el chef hasta quien realiza la tarea de limpieza. “Ponen todo el compromiso para atender a la gente”, manifestó.
“Quiero agradecer al personal de CORFO, Chubut Deportes, Bomberos Voluntarios que acudieron en el momento del incendio, a los clubes del cerro, a la Cámara de Comercio y al intendente municipal Sergio Ongarato”, indicó, valorando el hecho de aunar esfuerzos y unificar criterios para habilitar el CAM un día después de lo ocurrido en “La Piedra”.
Por su parte, Alonso valoró el “compromiso” de quienes prestan servicio en la montaña y la predisposición para sacar la temporada de invierno adelante. “Duele que cuestionen la honorabilidad de los que conformamos el equipo”, expresó y aseguró que nunca perdieron de vista uno de los objetivos centrales: “Tratar de la mejor manera al visitante”.

Proceso de reordenamiento

Luego, realzó el gerente de “La Hoya” el papel de empresas privadas de la ciudad, clubes y prestadores del sector turístico que “han colaborado también en el proceso de reordenamiento. Tienen la buena voluntad de entender la situación, ponerse en los zapatos de uno y saber que esto lo sacamos entre todos”.
A su vez, el funcionario provincial dejó en claro que “no somos improvisados en nuestra labor” diaria. “Trabajamos y hacemos lo mejor posible con las instalaciones que tenemos en el cerro. Cada año queremos mejorar. Sabemos que la situación económica en la provincia es compleja”, agregó Alonso.

http://www.andesonline.com/