Tras la decisión del gobierno nacional de eliminar la “zona diferencial” para las asignaciones familiares de las provincias patagónicas, desde la Casa Rosada están buscando desarrollar una medida similar para el sistema provisional de la región más austral del país.

La intención del presidente Mauricio Macri y su equipo económico es continuar acortando el Presupuesto de 2019, y para esto seguirían impulsando medidas que repercutirán directamente en las provincias patagónicas.

Al respecto, una de las alternativas que se evalúan actualmente es eliminar el régimen jubilatorio especial de las provincias del sur, que implica un pago diferencial de 40% por tratarse de una “zona desfavorable”.

Asimismo, esta medida deberá ser negociada y consensuada entre la Casa Rosada y los gobernadores en cuestión, teniendo en cuenta que estos recortes son exigencias propuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco del préstamo que le otorgó a Argentina por 50.000 millones de dólares.