Sobre las diez de la mañana del martes, una multitud de manifestantes, pertenecientes a distintos espacios gremiales y sociales, se convocaron en las inmediaciones de la oficina de Anses en Puerto Madryn, en repudio al recorte realizado en las asignaciones que afecta a más de 60 mil beneficiarios en toda la provincia de Chubut.
La intersección de Marcelo T. de Alvear e Hipólito Yrigoyen fue el espacio elegido para la manifestación, que tuvo como protagonistas a diferentes espacios con representación en la ciudad del Golfo; entre ellos, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), el Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA), el Sindicato Empleados de Comercio (SEC), la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y el Consejo de Adultos Mayores, entre otros.
Ante una importante presencia policial, cánticos y reproches atravesaron la jornada, signada por el rechazo unánime a una medida que, según consignaron desde ATE, “ya habíamos anticipado cuando la provincia de Chubut firmó el Pacto Fiscal con Nación”.
Afortunadamente, no hubo disturbios y, pese a lo enérgico de la protesta, ningún hecho de violencia empañó el reclamo de los diferentes sectores.

Consecuencia del Pacto Fiscal

En diálogo con el Diario, el secretario general de ATE, Roberto Cabeda, comentó que “es algo que nos está golpeando a todos, por eso estamos acá; en el Estado (Provincial), esto está golpeando también al sector de monotributistas, pensemos que además del trabajo en negro que genera la provincia de Chubut, puntualmente, esos compañeros son además golpeados por esta medida nacional” y recordó que “tiempo atrás estuvimos en la Legislatura, oponiéndonos como ATE, a la entrega a través del Pacto Fiscal, el cual fue firmado por el gobernador de esta provincia, y que irremediablemente habíamos anticipado que nos conducía a esto”.

“Tiene que dejar de dormir la siesta”

En la misma línea, Cabeda hizo referencia a una evidente configuración de una medida del Ejecutivo Nacional con un contexto económico adverso en el ámbito provincial: “Creyeron que ‘jugar al Pro’ era simplemente hacer sus propios negocios, pero está claro que el Pro, además de hacer negocios, que es a lo único que se dedica, tiene como objetivo ajustar a los sectores más vulnerables de la sociedad, como siempre lo hizo el neoliberalismo”.
También, el dirigente de ATE subrayó que “buscan construir sobre la base del empobrecimiento de la sociedad”, agregando que “en el caso puntual de Chubut, no representa un número de ‘peso’ en la masa del electorado, no tiene un gran caudal, pero tiene un peso claro sobre la transferencia de recursos energéticos; sin embargo, en eso tampoco se hace nada, por eso le cabe la responsabilidad política a la conducción provincial, que tiene que dejar de dormir la siesta y tomar medidas claras, las cuales demuestren dónde está parada”.

Medidas “antipolíticas”

La manifestación también convocó a representantes legislativos, entre ellos, los ediles Marcelo Gallichio (PJ), Juan Duarte (UyO) y Andrea Moyano (FPV).
Por su parte, el primero puso en relieve que “mi apoyo por supuesto que va a estar, más allá de que me parece que nadie coincide en que haya recortes de ningún tipo; sobre todo, en la situación que están viviendo la Patagonia y el país”, agregando que “todas las medidas que se han tomado son totalmente antipolíticas, antisociales, y la gente de una buena vez por todas se tiene que dar cuenta que, o vamos todos juntos para el mismo lugar, o esto realmente se hunde”.

Caída del poder adquisitivo

En este sentido, el edil opinó: “A Macri no le interesa ir para dónde va la mayoría de la gente, que son los que tienen menos recursos. Si uno hace un análisis del país, de cómo está configurado en cuanto a la gente que tiene plata y la que tiene menos recursos, todas estas medidas benefician a los que tienen plata; y lo que hay que revertir es esto, pero este tipo de gobiernos no revierten esta situación, por el contrario, acrecientan el hecho de que cada uno tenga menos poder adquisitivo, lisa y llanamente por las medidas que toman”.
En relación a esto último, manifestó que “en la Patagonia no llegamos al 2 por ciento del padrón electoral a nivel nacional, y si uno analiza por dónde va el recorte termina siendo acá, que somos menos; pero lo que no entienden y lo que no se entiende es que, nosotros, como patagónicos, somos los que más aportamos a nivel nacional”.

“Somos una colonia”

Sobre esta línea, precisó: “Nosotros aportamos aproximadamente 5 mil dólares por habitante y, desde Nación, nos devuelven 78; evidentemente, acá no hay federalismo, somos directamente una colonia. Es decir que, el Gobierno Nacional, hace a su criterio lo que quiere con la Patagonia, y me parece que ha llegado el momento de decir que los recursos son patagónicos, que los reveamos y veamos a quién se los damos. Y, de última, habrá que tomar medidas drásticas. Por ejemplo, el hecho de que las empresas que radican en la Patagonia, no pueden aportar más de Ingresos Brutos como en Capital Federal. Nosotros tenemos aproximadamente 1.500 millones de pesos que, por año, tributan en Capital Federal. ¿Por qué? Si no nuestro presupuesto es de 1.200 millones; hay que sacar la cuenta, que esos 1.500 no los pongan en plata, sino que los transformen en obras. Tendríamos asfalto, cloacas, ningún barrio tendría necesidad de luz, agua o cualquier servicio público. Por eso, creo que esas son las medidas que hay que tomar, a base de que nos importe, realmente, el pueblo donde vivimos, que es la Patagonia”.

Intervención legislativa

En otro orden, el vicepresidente del Consejo del Partido Justicialista en Puerto Madryn, Carlos Pascuariello (h.), expresó que “estamos acompañando, desde la dirigencia política del partido justicialista, espacio que tiene al movimiento obrero organizado como columna vertebral y principal partido de la oposición; también, estamos acompañando a los principales espacios gremiales y a los vecinos autoconvocados, además de las organizaciones, y apoyando a nuestros legisladores nacionales y provinciales del Partido Justicialista, que ya están tomando intervención a partir de distintas acciones, ya sea con amparos y demás, para poder frenar este Decreto o imponer objeciones políticas”.

Piden más reflexión política

Además, el dirigente justicialista se refirió a la objeción planteada desde Cambiemos, a nivel local, respecto de la medida en cuestión: “Deberían hacerse cargo de esta cuestión y no solamente presentarse en simples gacetillas. Son responsables, también, los representantes de Cambiemos acá, así como también los de Chubut Somos Todos, que han impulsado el Pacto Fiscal, el cual refleja o profundiza estas políticas en Chubut y en todas las localidades; así que, en buena hora que hagan una reflexión, pero no regional, sino que realmente consideren y evalúen todo el modelo neoliberal y de ajuste implementado”.

“Debemos unirnos y salir adelante”

Otro de los representantes gremiales que estuvo presente durante la manifestación fue el secretario de Organización de la UOCRA, Javier Moya, quien mencionó que “es lo que estábamos esperando, movilizarnos todos, porque hay que estar en la calle para oponerse a este tipo de medidas, que afectan directamente a los trabajadores”.
A su vez, puso en relieve que “están tomando medidas y ‘viendo qué pasa’, para después ir por otro poco más; esto, creo, es el inicio de las medidas en contra de los trabajadores”.
Además, se refirió a la postura del bloque local de Cambiemos en el Concejo Deliberante, que manifestó su preocupación por el impacto en las asignaciones: “Los concejales son los que tienen más contacto diario con la gente; obviamente, no creo que puedan salir a avalar semejante medida por parte del Gobierno Nacional; esto es política, y la verdad es que, por parte de los gremios, tenemos que hacer esto, movilizarnos, unirnos todos y salir para adelante”.

La tercera edad, presente

Uno de los espacios que estuvo presente en la movilización fue el Consejo de Adultos Mayores, que se reúne todos los lunes en las instalaciones del Concejo Deliberante.
Luego del último encuentro, desde dicha entidad, que agrupa a los representantes de la tercera edad, emitieron un comunicado en el que ligaron la marcha a la “defensa de los derechos de los trabajadores activos y pasivos, para que no nos avasallen las conquistas sociales y previsionales que nos costaron tantos años conseguirlas y defenderlas”.
Además, fundamentaron que “hay una corriente de la tercera edad que está en movimiento, porque creemos que si se llega a sacar la zona, la mínima de cualquier abuelo va a ser una vergüenza”.

Advierten que peligraría el FGS

En la misma línea, el titular del Consejo, Carlos Rodríguez, planteó que “el que cobra la mínima pasaría a cobrar siete mil pesos cuando ahora está cobrando cerca de diez mil, con los aportes y la zona”, a la vez que consignó: “El problema es que acá, el costo de vida es el doble. Está corriendo riesgo el Fondo de Garantía Sustentable, porque las versiones que hay, con mucha firmeza, es que los van a estar sacando”.

Municipalidad de Puerto Madryn