En el día de ayer jueves 26, la Red de Fauna Costera de Chubut volvió a tener que intervenir para rescatar un lobo marino cerca del centro de la ciudad de Puerto Madryn, transformándose ya en el tercer espécimen de esta especie que se acerca al centro urbano en la temporada. Recordando que el pasado 10 de julio un pequeño lobo marino trepó hasta la avenida Roca y llegó hasta la línea de negocios, donde fue filmado por turistas y locales, viralizándose el video.

El lobo de todos los días

De esta manera, este jueves, personal de la Red realizó la captura y traslado del lobo marino, el cual descansaba cerca de la rambla, a la altura de boulevard Brown y María Humpreys. El mismo fue llevado hacia una zona alejada para evitar que sea molestado por los perros sueltos que circulan por las playas.
“Les recordamos que los lobos marinos pueden permanecer fuera del agua varias horas, y si bien pueden parecer débiles, responden agresivamente si se los molesta. Le pedimos a la población que no toque a estos animales, no intenten alimentarlos ni obligarlos a volver al mar. También les recordamos sobre la ordenanza municipal que prohíbe perros sueltos en las playas”, explicaron desde la institución.
De la captura y traslado participaron la directora de Conservación María Cabrera, el guardaparque municipal Gonzalo Tassara, el doctor Mariano Coscarella, el licenciado Santiago Fernández y la doctora Carla Fiorito del CESIMAR-Cenpat, quienes además permitieron el traslado del animal y del personal municipal aportando sus vehículos particulares.

Entre aves y mamíferos

Pero la semana ya había comenzado agitada, ya que el sábado 21, recibieron varios reportes de presencia de fauna en la ciudad. Todos eran casos de animales descansando en las costas, entre ellos un pingüino y un cormorán, que volvieron al agua por sus propios medios, y un lobo marino en Punta Cuevas.
Desde la página de Facebook de la Red señalaron que la veterinaria se acercó al lugar para constatar el estado del lobo; el cual, si bien estaba un poco flaco, no presentaba heridas y se encontraba alerta y descansando. Por ello y por el lugar en el que se encontraba, en el borde del acantilado, siendo riesgosa la maniobra de captura, los profesionales decidieron no trasladarlo.
Al tiempo que agradecieron a Máximo López por reportar el lobo y cuidarlo, a Protección Civil por acercarse en primer lugar y a la secretaria de turismo de Puerto Madryn.

Municipalidad de Puerto Madryn