El intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, planteó que existe “un contexto de crisis nacional muy importante, que está golpeando a todas las provincias, pero especialmente, a las patagónicas, y tratando de trabajar articuladamente con el resto de los colegas intendentes, por la unidad de la provincia, de todos los sectores y localidades” y agregó que éste “es el único camino que nos puede fortalecer para poder lograr los objetivos”.
En cuanto al recorte en los montos de las asignaciones familiares, tanto en el norte del país como así también en la región patagónica, expresó que “el propio Gobernador también se ha expresado en esta iniciativa, es el poder provincial el que seguramente más fuerza tiene como para tratar de revertir esta situación; obviamente, el arco político se ha expresado en todas sus líneas y partidos, pero la realidad es que no deja de ser un golpe muy duro, es una zona que, por distancia nada más, está muy en desventaja con el resto del país”.

Un golpe “muy duro”

Sobre esta línea, Sastre expuso que “el resignar una cantidad muy importante de dinero, no solamente en el bolsillo de la gente sino en el circulante que tenemos en el comercio y en las distintas ciudades, va a ser un golpe muy duro” y recordó que “desde que iniciamos la gestión, en 2012 veníamos discutiendo permanentemente los reembolsos por puertos patagónicos, la tarifa diferenciada del combustible y los subsidios a los servicios; sumado a este tipo de situaciones o medidas que se pueden tomar, nos afecta fuertemente; veremos cómo sigue, pero vemos que acá hay obviamente una intención de generar mayor recaudación para hacer frente a los compromisos que se puedan haber asumido con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero es muy difícil explicarlo cuando repercute, directamente, en el bolsillo de la gente”.

Aguardan respuestas de Nación

Por otra parte, anticipó que “lo he planteado con el resto de los colegas intendentes de la provincia, y con algunos vamos a conversar, también con el señor Gobernador, con quien tengo una reunión prevista, y avanzaremos en muchos temas esenciales, pero especialmente, en trabajar en la unidad de todos los sectores de la provincia, que es lo más importante”.
Consultado sobre si hubo algún pedido de explicaciones hacia funcionarios del orden nacional, por parte de autoridades provinciales, el Intendente planteó que “es muy reciente esto, se dio a conocer hace poco, y creo que es muy prematuro; hasta que no comience a desandar esta semana, creo que no habrá muchas novedades”.

Continúan las obras locales

Otro tema al que se refirió el Jefe Municipal fue el progreso de las obras de distinta envergadura que se ejecutan en Puerto Madryn, tanto con fondos provenientes del Bono Provincia como así también, con dinero propio de la administración local: “Está la remodelación del sector del frente costero, la hubiésemos querido haber inaugurado el 9 de julio o para el aniversario de la ciudad, pero a veces la ansiedad de quienes tenemos responsabilidades públicas no se condice con los tiempos en los que tiene que ejecutarse la obra; se puede ver que nunca se paralizó la obra, que se está trabajando fuertemente, y esa ansiedad hay que saber dominarla para que, en un tiempo prudencial, la podamos inaugurar y luego podamos disfrutar todos los que vivimos acá y los que deciden venir a visitarnos, de un lugar realmente hermoso”.

Sintiendo la crisis

En relación a la actividad comercial y el impacto de su caída en la economía local, Sastre analizó que “se conjugan varias situaciones; hay que recordar que en los próximos meses estaremos hablando de un año electoral que se avecina; entonces, cuando empiezan a conjugarse las situaciones políticas y electorales con una situación difícil o de crisis, siempre se acrecientan los escenarios difíciles”.
Consecuentemente, “veremos cómo se manejan, nosotros estamos sintiendo la crisis porque no somos ajenos y la recaudación ha mermado muchísimo en el Municipio; tratamos de hacer frente a todos los gastos corrientes, no hemos tomado endeudamiento con ninguna institución o entidad crediticia, pero la verdad es que el resorte nuestro termina siendo el proveedor, y cuando hablamos de los proveedores, son parte del circulante que tenemos en la ciudad”.

“Va a repercutir fuerte en los hogares”

En el ámbito político, consultado sobre el impacto que medidas como el recorte a las asignaciones podrían tener en las campañas de candidatos ligados al Gobierno Nacional, Sastre planteó: “Está todo bárbaro, hasta cuando realmente se le toca el bolsillo a la gente, eso es una realidad y nosotros lo hemos vivido. Una cuestión es cuando se puede hablar de tarifas para mejorar los servicios públicos, y una de las responsabilidades que nosotros tenemos es garantizar el funcionamiento de las prestaciones de los servicios públicos. Otra situación es cuando se le saca, como en este caso puntual, el dinero del bolsillo a la gente, como ocurre con las asignaciones familiares. Entonces, el enojo generalizado sí puede tener algún tipo de repercusión”.
Además, remarcó que “estamos hablando de un golpe de 2.300 millones de pesos a la Patagonia argentina, son números muy alarmantes, del orden de unos 290 millones para la provincia de Chubut; la verdad es que va a ser una situación crítica que se va a ir acrecentando, hay grupos familiares que van a recibir 5 mil pesos menos por mes, 9 mil pesos también; la verdad es que es un tema preocupante y no sé cómo lo va a manejar el Gobierno Nacional, pero seguro va a tener una repercusión fuerte en cada uno de los hogares”.

Municipalidad de Puerto Madryn