El Senado concluirá hoy la ronda de exposiciones por la legalización del aborto y mañana se firmarán los dictámenes -uno a favor, otro a favor con modificaciones y otro de rechazo-, mientras que el debate entra en una semana clave de cara al 8 de agosto, cuando se trate en el recinto. Con definiciones de último momento, el voto negativo mantiene una leve ventaja.
Hoy, el plenario de las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales del Senado recibirá a 20 oradores que expondrán a favor y en contra del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, con media sanción de Diputados.
En esta semana decisiva, se producirán marchas a favor y en contra de la legalización del aborto. Quienes militan por el “Sí” se reunirán este martes a las 18 frente al Congreso nacional. En tanto que los autodenominados “Provida” se concentraron ayer nuevamente frente a la residencia presidencial de Olivos para reclamar que Mauricio Macri vete la iniciativa en caso de ser sancionada.
Mientras tanto se siguen definiendo votos y queda un puñado de indecisos que marcará la suerte del proyecto, aprobado con lo justo en Diputados y con una leve ventaja por el “no” en el Senado. Las cuentas dan cerca de 35 por el rechazo, contra unos 28 que avalan la legalización. Sin embargo, esta última opción está divida entre los que impulsan la iniciativa que ya tiene media sanción y los que presentaron un proyecto alternativo, con cambios, por lo que debería volver a Diputados.
Senadores que apoyan la legalización del aborto confirmaron la semana pasada que evaluarán si es viable avanzar con el proyecto que envió la Cámara de Diputados sin cambios, pero anticiparon que si eso no se logra podrían unir fuerzas detrás de una iniciativa modificada.
Así lo expresaron este viernes la cordobesa Laura Rodríguez Machado (impulsora, junto con sus comprovincianos Ernesto Martínez y Carlos Caserio, de los cambios al proyecto), el chaqueño Eduardo Aguilar y el misionero Humberto Schiavoni.
La opción de avanzar con un proyecto modificado comenzó a tomar fuerza en las últimas horas de cara a la reunión de comisiones del 1 de agosto próximo, cuando se deberán firmar los dictámenes que se someterán a votación en la sesión del 8.
Consultada por Noticias Argentinas, Rodríguez Machado afirmó que “es una de las posibilidades para la reunión del 1 de agosto firmar un solo dictamen con cambios” que confronte con el rechazo total a la legalización y consiga más firmas, lo que obligaría a votarlo en primer lugar en la sesión.
De esta manera, quienes apoyan la cuestión de fondo podrían sumar más votos y mantener con vida el proyecto si, además de tener más firmas en el plenario de comisiones, logran aprobarlo en el recinto y devolverlo a la Cámara de Diputados, que en ese caso se verá impedida de rechazarlo totalmente.