El presidente de la Sociedad Popular Cooperativa de Comodoro Rivadavia, Gabriel Tcharian, confirmó la renuncia de esa entidad a la Federación de Cooperativas de Chubut recordando que ellos son socios fundadores y desde hace 30 años vienen participando activamente de las decisiones que se toman en conjunto.
Sin embargo “desde hace aproximadamente un año” están analizando la desvinculación de la federación por varias razones, pero fundamentalmente por las concesiones que se les brinda al Sindicato Regional de Luz y Fuerza.
Tras deslizar que el gremio tiene una evidente influencia sobre los consejos de administración de las cooperativas, Tcharian puso como ejemplo el último aumento otorgado que ellos firmaron en disconformidad, argumentando que “es imposible pagar salarios del primer mundo en una economía deprimida como la que viven nuestras comunidades”.
Por eso pidió revisar de manera inmediata el convenio colectivo de trabajo para discutir algunos puntos y sobre todo modernizarlo. Ahora habrá que ver si el resto de los dirigentes cooperativos de otras ciudades recogen el guante.
“Hay cooperativas del interior que recaudan entre 90.000 y 100.000 pesos por mes y resulta que si se jubila un empleado tienen que pagarle extra más de un millón de pesos” es decir 10 recaudaciones juntas, puso como ejemplo Tcharian, al describir lo leonino del Convenio Colectivo de Trabajo de Luz y Fuerza.
El presidente de la SCPL recordó que cada vez que se otorga un aumento o se concede algún beneficio de algún lado tiene que salir la plata, y en general es de los asociados a los que hay que defender y nadie lo hace, se lamentó.
Entre los aspectos que motivaron su distanciamiento figura el paro de cinco días que realizó el sindicato de Luz y Fuerza “sin causa justificada” para ellos porque venían pagando en tiempo y forma, por lo que decidieron descontar los días “cosa que la federación desautorizó sin ningún fundamento”.

Gobierno de Chubut