El chofer Oscar Centeno aseguró ante la Justicia que los cuadernos en los que registró los movimientos de dinero entre empresarios y exfuncionarios kirchneristas fueron quemados “en la parrilla del fondo” de su casa, en el partido bonaerense de Vicente López.
“Los quemé en la parrilla del fondo de mi casa” en la localidad de Olivos, manifestó el “arrepentido” en su declaración ante el juez federal Claudio Bonadio.
En su presentación en los Tribunales Federales de Comodoro Py, antes de recuperar su libertad e ingresar en el Sistema de Protección de Testigos, el exchofer del exfuncionario Roberto Baratta contó cómo destruyó los originales de los cuadernos en los que durante casi 10 años registró los presuntos movimientos de bolsos y cajas con dinero entre empresarios y ex miembros del Gobierno, entre los que incluyó a los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner.
Centeno había entregado los ocho cuadernos con anotaciones a un amigo, el sargento retirado de la Policía Federal Jorge Bacigalupo, en “en septiembre u octubre del año pasado”.
“Me dijo: ‘Por favor, guardame esto’. Le pregunté qué tenía adentro y me dijo que tenía anotaciones de lo que hacía en el Ministerio. Me los entregó por confianza”, contó el exuniformado, quien luego se contactó con un periodista de La Nación para dárselos en enero de 2018.
Según Bacigalupo, el exchofer de Baratta comenzó a reclamarle la devolución de los cuadernos luego de que su expareja, Hilda Horovitz, lo denunciara ante la Justicia.

Falta uno

El directivo del grupo Pescarmona Francisco Valenti, quien era uno de los dos prófugos en torno a la causa en la que se investigan supuestas coimas en la obra pública fue detenido la noche del sábado en el Aeropuerto de Ezeiza cuando regresaba de sus vacaciones en el sudeste asiático.
Tras la detención de Valenti, apenas descendió de un avión, ya son 17 las personas arrestadas en la causa, mientras que sólo permanece prófugo el ex director ejecutivo del Ente Binacional Yacyretá Oscar Thomas.

Goycoechea, “arrepentido”

El ex CEO de la constructora española Isolux Corsan Juan Carlos de Goycoechea espera que el fiscal Carlos Stornelli y el juez federal Claudio Bonadio acepten su ofrecimiento de revelar detalles de la presunta trama de corrupción en torno a la obra pública durante el kirchnerismo para convertirse así en el segundo “arrepentido” de la causa y recuperar su libertad, tal como sucedió con el chofer Oscar Centeno.
El abogado cordobés se había entregado ante la Justicia el pasado viernes y quedó detenido luego de aparecer mencionado en los cuadernos que escribía el exchofer del exfuncionario Roberto Baratta.
En los Tribunales de Comodoro Py, De Goycoechea reconoció ante Stornelli que pagó coimas a funcionarios de la gestión anterior y, tras dar algunos detalles sobre la cadena de pagos, se ofreció a colaborar con la Justicia para aminorar su eventual condena: así, se convirtió en el primer empresario en quebrarse en este caso.

“Detenidos por una fotocopia”

El ex secretario General de la Presidencia Oscar Parrilli pidió la nulidad de esta causa que investiga los detalles de una serie de cuadernos que cuentan los presuntos pagos de coimas por obras públicas y también presentó una recusación al juez federal Claudio Bonadio.
Las presentaciones fueron hechas por los abogados del ex funcionario nacional, Roberto Boico y Aníbal Ibarra, el pasado viernes, según publicó el portal Infobae. Los letrados cuestionaron la “manera extraña” en la que la causa quedó radicada en el Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 11, dentro del expediente que investiga presunta irregularidades en la importación de gas natural licuado evitando así, según consideraron, el sorteo de la Cámara Federal.
“Si ello es así, entonces, pareciera que no fue un error o una equivocación, sino fruto de una maniobra oculta e ilegal para radicar esta causa en el Juzgado Nº 11 del fuero, quizás con el propósito de que aquí sustanciarían imputaciones contra funcionarios del anterior gobierno”, señalaron Boico e Ibarra en el escrito.
La defensa de Parrilli también advirtió que los cuadernos originales no están en poder de la Justicia: “Para ser claros, se detuvieron a una decena de sujetos supuestamente indicados minuciosamente en las fotocopias del cuadernito que sería la prueba de los cohechos aquí discurridos, pero una vez detenido el presunto autor de ellos (Centeno), se le extrae una confesión forzosa y deliberadamente viciada por autoincriminación prohibida por el 18 constitucional, para justamente dar con la prueba de los que no se contaban”.

Arranca semana de indagatorias a políticos y empresarios

Se espera para esta semana una ronda de indagatorias a políticos y empresarios, que concluirá el próximo lunes 13, día en que fue citada la expresidenta Cristina Fernández.
El juez federal Claudio Bonadio, a cargo de la investigación, ya libró 34 allanamientos y ordenó una veintena de detenciones, además de pedir el desafuero de la exmandataria.
En tanto, el magistrado difundió la semana pasada la lista de indagatorias en la causa que el propio fiscal Carlos Stornelli definió como una “asociación ilícita”.
El lunes 6 de agosto a las 8 comparecerá Rodolfo Paulette. A las 9.30 llegará el turno de Alejandro Pedro Ivanissevich. Una hora y media después, lo hará Raimundo Peduto. El último del lunes declarará a las 12.30: Manuel Santos Uribelarrea.
El martes 7 los horarios serán los mismos, pero los indagados serán Jorge Omar Mayoral, Javier Fernández, Rudy Fernando Ulloa Igor y Germán Ariel Nivello.
El miércoles 8, declararán ante Bonadio Carlos Alberto Rodríguez, Norberto Mario Oyarbide, Raún Vertua y Oscar Isidro José Parrilli.
El jueves será el turno de Néstor Otero, Juan Carlos Lascurain, José María Olazagasti y Juan Manuel Abal Medina.
El viernes 10 de agosto sólo comparecerá el ex secretario de Obras Públicas Julio Miguel De Vido y para el lunes 13 de agosto está citada Cristina Fernández de Kirchner.