La Provincia de Chubut prevé tener ingresos este año de alrededor de 14 mil millones de pesos en concepto de regalías hidrocarburíferas, impulsado básicamente por el fuerte incremento del valor del dólar, la mejora en la producción y la suba del precio de crudo. El estado provincial había recibido en 2017 apenas 5 mil millones de pesos por las regalías petroleras.
El consultor Daniel Ehnes sostuvo que “el aumento de la producción petrolera va a estar cerca del 10%”. Además, indicó que “yo veía a principio de año un incremento cercano al 100% por regalías, pero hoy veo que se va a duplicar respecto del año pasado, de 5000 millones de pesos a 12 mil o 14 mil millones de pesos”.
Ehnes sostuvo que “ya habíamos hablado sobre lo que veía a principio de año sobre este componente que es un tercio de los ingresos de la provincia que fue perdiendo peso y cayó la producción. Preveía para el 2018 un incremento cercano al 100% de las regalías petroleras por un incremento en la producción que respondía al aumento del petróleo, y un dólar promedio de 23 dólares y esto fue en enero. Hoy con esta nueva realidad, se consolidó el barril de petróleo”.
Y aseguró que “mi cálculo estaría totalizando el año superando los 13 mil millones de pesos en el año” y agregó que “puede haber algún conflicto internacional que haga subir o un aumento de la producción internacional que haga disminuir”.
“No es lineal, no es que sube el petróleo y compensa la suba de ecuación de dólares y regalías. Creo que es más positivo la mejora del valor del petrolero, el efecto cambiario, y productivo. Compensa la suba de la regalía e impacta en otras actividades. El año pasado fue el año donde las exportaciones pesqueras superaron el aluminio y petrolero, y la actividad pesquera se verá favorecida con estos valores del dólar. El aluminio podría tener un correlato similar”, resaltó.
Ante la suba del dólar, planteó que “esta corrida cambiaria afectará otras variables como los precios. En las expectativas, el 90% de los economistas calculaban una inflación del 17%. Desde el punto de vista de las finanzas, veía que la inflación estaría en el 30%, el dólar estaría a un 23% y que no iba a haber crecimiento económico, hoy veo que cuando habrá una inflación del 32% y un dólar de vaya a saber cuánto, creo que la inflación estará en torno a l 40%, la caída de la actividad económica será fuerte, pero habrá algunos drivers que muestren alguna actividad puntual”.
“Tiene que haber un equilibrio y esta histeria colectiva no la hacemos nosotros sino los grandes capitales que pueden comprar dólares en grandes magnitudes”, remarcó. Y planteó que “para quienes tienen ahorro en pesos, yo diría que adelante el consumo. Todos los productos que están en los supermercados hoy como el fideo y derivados de harina, hoy están a un precio atrasado, el tema es ¿cuánto te podés adelantar en stock?”.
A su vez, destacó que “pagar el mínimo de tarjeta es usura y es una locura una persona que no pague el total de la tarjeta de crédito” e indicó que “la tasa variable ajusta cada 3 meses, entonces un préstamo con tasa variable y si tiene disponibilidad de pesos, es mejor que lo cancele porque sino se va a encarecer mucho la deuda”.
“La persona que ya tomó el préstamo en UVA verá un incremento en la cuota, pero lo que compró hoy tiene otro costo”, planteó y agregó que “las fugas de capitales es del 1% de la población que tiene la riqueza del país y que prefiere ganar afuera y no apostar en Argentina”. (Fuente: Adn Sur)

Gobierno de Chubut