COMODORO RIVADAVIA – Personal de la Brigada de Investigaciones y de la Seccional Quinta recuperó un Toyota Corolla que había sido robado el sábado pasado en un taller mecánico del barrio Industrial. Estaba en el patio de un domicilio del barrio Abel Amaya de donde fue secuestrado con autorización de la Justicia. Según fuentes oficiales, el vehículo había sido llamativamente robado del taller mecánico que funciona sobre la calle Juan de Dios Trevisan, y pertenece a una empresa privada. Efectivos de la Seccional Quinta que efectuaban un recorrido dieron con el paradero del auto, que estaba estacionado adentro del inmueble de la calle Código 474 al 200, del barrio Abel Amaya. Por lo tanto, se mantuvo una consigna para evitar que el mismo fuera llevado del lugar. El funcionario fiscal Cristian Olazábal, junto al personal de la Brigada, solicitó la orden de allanamiento y secuestro del rodado denunciado como robado. Y el juez Jorge Odorisio autorizó las medidas que concluyeron con el recupero del móvil. Ahora se debe investigar qué participación tiene el dueño de la casa del barrio Abel Amaya con el robo o si simplemente lo compró de buena fe. Otra presunción es que haya prestado el patio para guardar el rodado, robado 48 horas antes.