El presidente Mauricio Macri brindó hoy un discurso en un acto que encabezó en Quilmes junto a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el intendente de dicha localidad, Martiniano Molina.

En la oportunidad, el titular del Ejecutivo nacional hizo referencia al caso en el que se investigan presuntos casos de corrupción con bolsos de dinero en efectivo trasladados por autos oficiales del Ministerio de Planificación, durante el gobierno kirchnerista. “Necesitamos que la Justicia nos diga si esto es verdad y que nos demuestre que no hay impunidad”, lanzó el Jefe de Estado.

Además, Macri dijo: “Hemos visto noticias que si la justicia las confirman son muy negativas en términos de consolidar confianza. Cuando ustedes escuchan de esos cuadernos y de esas cosas,  claro, cuesta así creer que podemos todos juntos construir una Argentina distinta con todos dentro de la ley, empujando el carro de la misma manera”.

“Por eso hoy más que nunca necesitamos que la Justicia nos diga si eso es verdad, que la Justicia nos demuestre que no hay impunidad, porque necesitamos creer en nosotros mismos. En que esto sí lo vamos a cambiar. Yo creo que somos una enorme mayoría que queremos trabajar y a partir de nuestro trabajo progresar. Que no queremos que nos regalen nada y nos mientan. Queremos realmente compartir esta aventura de la vida con nuestros vecinos”, insistió el Presidente.

Haciendo puja para que se apruebe en el Congreso de la Nación el Presupuesto para el año que viene, el titular de la Casa Rosada manifestó: “No queremos más políticos que nos digan que vienen a terminar con la pobreza y la única pobreza con la que terminan es la de ellos. Por eso lo primero que hemos hecho es decirles: señores, uno de los grandes móviles que permiten estos niveles de corrupción es el desorden presupuestario”.

Por último, no dejó pasar la oportunidad sin hablar del déficit fiscal, uno de los temas en el que los funcionarios nacionales hicieron más hincapié durante los últimos meses. Al respecto, remarcó que “en un país donde el Estado gasta mucho más de lo que tiene y provoca encima la inflación, es mucho más fácil robar. En el desorden todo pasa desapercibido. Por eso es importante que estemos todos comprometidos en reducir el déficit fiscal: que el Estado no gaste más de lo que pagamos de impuestos”.