Esta semana se pone en marcha la cuenta regresiva hacia la definición del Presupuesto 2019, cuando la Casa Rosada y los ministros de las provincias inicien el último tramo de negociaciones acerca de cuáles serán los recortes que se aplicarán para cumplir con el acuerdo celebrado con el Fondo Monetario Internacional. El pacto con la entidad internacional acordó que las provincias deberán reducir sus ingresos por un total de $100.000 millones, es decir, un tercio del total del achique para llegar al 1,3% de déficit primario consolidado a nivel país.
El ministro de Economía, Nicolás Dujovne y el titular de la cartera de Interior, Rogelio Frigerio, están definiendo con los ministros provincial las partidas que recortarán, y cuánto, pero también pondrán sobre la mesa los aumentos de partidas por coparticipación que recibieron los distritos este año y las modificaciones del Pacto Fiscal.
Sin embargo, el borrador del recorte no presenta ningún augurio: eliminación de los subsidios al transporte, desaparición del Fonavi y la transferencia del Incentivo Docente son algunas de las opciones que tendrá que barajar el ministro de Economía, Alejandro Garzonio, quien deberá seguir negociando con Nación ítem por ítem en los próximos días, independientemente del diálogo que mantuvo la semana anterior el propio gobernador Mariano Arcioni.

Equilibrio fiscal

Si bien el resultado fiscal primario consolidado de las provincias en 2017 terminó prácticamente en equilibrio (con un rojo de apenas 0,3%, de acuerdo con los datos actualizados recientemente por el Ministerio de Hacienda), en el detalle no todas están con las cuentas saneadas. En 2017, sólo cerraron con superávit primario siete de los 23 distritos.
Las que mostraron que los ingresos primarios finalizaron por arriba de los gastos primarios fueron Santiago del Estero, San Juan, San Luis, Catamarca, Formosa, Mendoza y La Pampa.
Se estima que en lo que va de 2018 los números mejoraron. Estos resultados son los que desde Nación tienen en cuenta a la hora de sentarse a negociar, en grupos, tal como lo están haciendo con gobernadores y ministros provinciales. Tanto el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, como el de Interior, Rogelio Frigerio, están manteniendo encuentros para definir en qué partidas. “Hay consenso de que el 1,3% hay que lograrlo, lo que es un punto importante”, sostuvieron desde el Gobierno.
El mayor desequilibrio es el de Chubut, que en 2017 presentó un déficit fiscal equivalente a casi el 25 por ciento de sus ingresos.
El 1,3% de déficit primario consolidado (Nación y provincias) para 2019 es el punto más relevante de lo acordado con el Fondo Monetario Internacional. Y también sobre el que aún hay algunas dudas de si se logrará alcanzar. Por esa razón, lo que se acuerde para el Presupuesto del año próximo resultará clave.

Gobierno de Chubut