En la ciudad de Rawson, el juez de garantías Marcelo Orlando condenó a tres años de prisión en suspenso al sujeto que en marzo pasado le robó la billetera a un taxista al poder acreditar el Ministerio Público Fiscal que el ladrón haya usado un cuchillo.
La calificación legal de “robo agravado por el uso de armas” fue mutada por el juez por el delito de “robo”. De esta manera Marcos Velázquez deberá cumplir la condena de carácter condicional además de realizar 100 horas de trabajos comunitarios y hacer cargo de las costas del juicio.
El fallo se conoció ayer al mediodía en la nueva sede de la Oficina Judicial. El fiscal general Osvaldo Heiber había pedido la pena de cinco años de prisión, mientras que el defensor Miguel Moyano la absolución o en tal caso, una pena menor. Basó su alegato en que la existencia de un testigo único (el taxista víctima del robo) y que el cuchillo nunca apareció.

Los hechos y la condena

El hecho se produjo en marzo de este año y en menos de seis meses el caso fue llevado a juicio oral y público por la funcionaria de fiscalía Florencia Gómez y el fiscal general Osvaldo Heiber.
La semana pasada, durante los alegatos, Heiber pidió la pena de cinco años de prisión mientras que el defensor Miguel Moyano, solicitó la absolución o una pena más leve, de carácter excarcelable.
El juez Orlando tuvo en cuenta en su fallo lo relacionado con la existencia del único testigo y el no hallazgo del cuchillo. Por eso cambió la calificación penal al momento de su resolución.