Finalmente, la diputada provincial Florencia Papaiani y Carolina Rocha, la docente que le dejó un cartel con una inscripción amenazante en la oficina de la legisladora en diciembre pasado, aceptaron la figura penal de la “conciliación” y tras haber homologado un Juez el acuerdo, se saludaron con un beso tras haber finalizado la audiencia que las puso frente a frente este miércoles en la Oficina Judicial de Rawson.
Además del pedido de disculpas y la aceptación del mismo, Rocha cumplirá veinte horas de tareas comunitarias enseñando de manera gratuita el idioma inglés en la biblioteca popular Asencio Abeijón de Playa Unión. Además, deberá evitar ponerse en contacto con Papaiani a través de internet o cualquier otro medio electrónico.

Los hechos

En diciembre del año pasado, luego de una sesión de la Legislatura provincial, Florencia Papaiani del bloque “Frente de Agrupaciones” ya estaba nuevamente en su casa. Desde su oficina la llamaron para avisarle que en un vidrio habían escrito la frase “Adonde vayas te vamos a buscar”.
Ante esto, Papaiani hizo la denuncia por amenazas en la fiscalía de Rawson., argumentando que la situación le había generado temor y estrés y que además debió cambiar su rutina familiar. Las cámaras internas de seguridad de la Cámara de Diputados registraron a Rocha escribiendo la frase. Se trata de una docente bibliotecaria que trabaja en una escuela de Playa Unión y que en esa sesión se había estado manifestando desde las barras en contra de los legisladores.
En la audiencia de conciliación de este martes y ante el juez Marcelo Orlando, le pidió disculpas a la Legisladora y agregó que la frase elegida es parte de una canción “ícono de los movimientos de derechos humanos y la hemos cantado muchas veces”. También extendió las disculpas a todos los diputados y que su intención “no fue perjudicar a alguien”.
Papaiani aceptó las disculpas y pidió que “no vuelva a ocurrir. Las personas deben tenerlo en cuenta antes del hecho y deben considerar los perjuicios que generan”.
La defensa de la docente estuvo a cargo de Janet Davies. El fiscal Osvaldo Heiber y la funcionaria de fiscalía Eugenia Domínguez estuvieron a cargo de la investigación. Tras la homologación del acuerdo, el juez Marcelo Orlando dio por finalizada la audiencia. Fue en ese momento en que Rocha dirigiéndose a Papaiani le preguntó si podía saludarla con un beso, saludo que finalmente fue aceptado por la legisladora.