El intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, se refirió a la situación que atraviesa la región patagónica, con impacto directo en Puerto Madryn a raíz de una serie de variables y medidas del orden nacional que han repercutido en la realidad cotidiana de la ciudad del Golfo.
En este sentido, el mandatario participó como invitado en el ciclo “GPS”, conducido por el periodista Rolando Graña en el canal América 24 (A24).
Sastre comentó que, durante el programa, “planteamos que no estamos ajenos a la crisis que se atraviesa a nivel nacional en lo económico, y que nuestra realidad no es muy diferente a la de otros municipios de provincia de Buenos Aires”.
A su vez, remarcó que “dejamos en claro que en el sur la quita de asignaciones nos golpearía durísimo, y que puede palparse en lo cotidiano lo que está atravesando la gente; en los últimos bimestres tenemos vecinos que han recibido facturas de gas de 5 mil pesos, cuando recibían de menos de 500 pesos, por eso pedimos diferenciación en tarifas, combustibles y demás; no es algo político, es en beneficio de mucha gente”.

Cajas de resonancia

El Jefe Municipal planteó que “no estamos ajenos a un contexto de crisis nacional, que golpea y repercute” y resaltó que “Chubut es una provincia rica en recursos, es la cuarta exportadora del país; tenemos muchos recursos naturales, pero también estamos lejos, a 1.500 kilómetros, y ello repercute mucho cuando esas ventajas que teníamos, a diferencia de otras zonas del país, como por ejemplo tarifas diferenciadas y reembolsos por puertos patagónicos y demás, se van quitando paulatinamente”.
En cuanto a la quita de asignaciones familiares a partir del Decreto 702, el cual fue suspendido por el término de 30 días, Sastre advirtió que afectaría “a toda la clase trabajadora, especialmente; una familia con tres o cuatro chicos pasaría a percibir unos 5 mil pesos menos; la medida se ha congelado por 30 días, se va a discutir, pero la verdad es que nosotros escuchamos a diario estas problemáticas, y los intendentes terminamos siendo la caja de resonancia de todos los problemas que se van suscitando en las distintas ciudades”.

El desempleo, una postal cotidiana

“¿Hay hambre?”, preguntó Graña al Jefe Comunal, a lo cual éste respondió que, “no estamos alejados de lo que sucede en la provincia de Buenos Aires, tenemos que atender una gran cuestión social; de acuerdo a los habitantes que tenemos en la provincia y que cada provincia tiene, también son los inconvenientes”.
A su vez, manifestó que “las similitudes están en todo el país”, y se refirió a la ocupación laboral en la ciudad: “Tenemos mucho desempleo. Esta situación que nos toca vivir en Argentina, nos hace atravesar inconvenientes de esas características; se ha frenado la obra pública”.
Sobre esto último, también comentó que “hay una causa llevada adelante por el Ministerio Público Fiscal, en la que hay que destacar que viene haciendo un trabajo impecable, y se está investigando” la corrupción en la obra pública, al tiempo que agregó que “mientras se investigue, uno cree en la honorabilidad de las personas, hasta tanto la Justicia pruebe lo contrario; pero hay hechos que son de público conocimiento que tienen que ver con la construcción y la obra pública, y el día de mañana se dará a conocer cuál es la realidad”.

El impacto en la quita de beneficios

Consultado por uno de los panelistas sobre las tarifas de gas y si se mantiene, actualmente, una tarifa diferencial, Sastre expuso: “Hay que entender que, cuando se nos quitan los subsidios, a la zona patagónica, de recursos tan importantes como lo es el gas, lo cierto es que en el último bimestre tenemos vecinos que acuden a ver cómo se los puede ayudar, porque han recibido facturas de más de 5 mil pesos” y añadió que “quienes somos dirigentes políticos tenemos que entender que, los fracasos que se dan en la economía de nuestro país, son por las grietas que también abrimos los políticos; muchas veces tenemos que entender que hay que terminar con ellas para poder salir adelante de crisis o situaciones adversas como las que nos toca atravesar”.
Por ello, “somos una generación nueva que viene pidiendo espacio en esto, y la verdad es que por eso a veces pedimos la diferenciación en los servicios y las tarifas, en el combustible; no es lo mismo Buenos Aires que la Patagonia, o bien calefaccionar una casa de 15 grados a 24 grados, que de menos diez a 15 grados; son las realidades que nos toca vivir, no es una cuestión política o ideológica a partir de la cual venimos a hacer un planteo ‘en contra de’, sino en beneficio de la gente que realmente vive de manera muy distinta a la que puede vivir en la provincia de Buenos Aires”.

Municipalidad de Puerto Madryn