La maratónica sesión en la Cámara de Senadores de ayer finalmente resolvió rechazar la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, con 38 votos en contra y 31 a favor del proyecto que ya había obtenido media sanción en Diputados.

A lo largo de toda la jornada, la vicepresidenta de la Nación y presidenta de la Cámara Alta del Congreso de la Nación, Gabriela Michetti, tuvo intervenciones y cruces con algunos legisladores que estaban presentes en el recinto.

Igualmente, el cuestionamiento más grande hacia la funcionaria fue por sus dichos una vez concluida la sesión. En la oportunidad, Michetti, quien se manifestó en reiteradas oportunidades en contra de la ley, olvidó apagar los micrófonos y se la escuchó decir “vamos todavía”.

Previo a esto, la vicepresidenta tuvo otro desliz y también se oyó cuando insultó al senador Luis Naidenoff, con quien había discutido minutos antes. “Es un pelotudo, que no rompa las pelotas (sic), lanzó la presidenta del Senado.