YPF y la gigante malasia Petronas ingresarán antes de fin de año en el desarrollo masivo de la producción de crudo no convencional en el área La Amarga Chica. El yacimiento atraviesa hoy su tercera etapa piloto y la empresa argentina espera la aprobación de su socia para saber si el vínculo continuará o si encarará sola lo que viene.
Como parte de esta nueva etapa, YPF prevé la construcción de una nueva planta de procesamiento de crudo en el área. Será el año próximo y demandaría una inversión cercana a los 80 millones de dólares.
Se trata de un bloque con buenos resultados en la etapa piloto, y esto podría hacer que Petronas finalmente no saque los pies del plato. Se trata de un área que, por fuera de lo estrictamente técnico y vinculado a la producción, tiene polémicos antecedentes.

Área de competencia

La Amarga Chica fue adjudicada en 2010 a la UTE conformada por YPF (70% entonces) y Petrolera Argentina (20%), propiedad de Miguel Schvartzbaum, en una ronda licitatoria que hizo la provincial Gas y Petróleo del Neuquén (G&P), que mantuvo el 10% de participación.
Petrolera Argentina era una ignota compañía en el rubro. Y su acceso al negocio generó una marejada de suspicacias en el sector energético. Luego, sin invertir, terminó vendiendo su parte a YPF, que después buscó como socia en ese segmento de Vaca Muerta a Petronas, que puso en 2014 los ojos en la formación neuquina.
Ahora, la empresa argentina, precursora del desarrollo de los no convencionales, busca profundizar su posición entrando en el desarrollo de otra área de shale oil, un segmento en el que en su área Loma Campana ya produce 30 mil barriles diarios. Las fuentes consultadas consideraron que si Petronas optara por no continuar adelante, podría llegar a asumir sola el desarrollo de La Amarga Chica.

“Vaca Muerta no tiene techo”

El gobernador neuquino Omar Gutiérrez analizó las implicancias de la conformación de la Mesa Vaca Muerta, de la que participaron el presidente Mauricio Macri, funcionarios nacionales y los representantes de las principales empresas petroleras que operan en la cuenca neuquina.
“Vaca Muerta no tiene techo y lo que vi es que todos los actores están convencidos de esto”, aseguró Gutiérrez. Sostuvo que el desarrollo de esta formación geológica se puso en marcha originalmente para salvar un problema estructural de autoabastecimiento energético pero que, “con los números arriba de la mesa”, el horizonte es mucho más amplio.
“Esto que tenemos hasta ahora se hizo sólo con 600 kilómetros cuadrados de los 30 mil que componen Vaca Muerta, y con un 10% del total de la inversión comprometida, que va a llegar a 160 mil millones de dólares. Es la mayor inversión en un polo energético de América Latina”, destacó el mandatario en diálogo con la prensa.
El mandatario neuquino agregó que “los resultados obtenidos, el precio internacional del petróleo y una relación de monitoreo permanente, todo esto da lugar para que las compañías pasen a desarrollos masivos”, apuntó.
Resaltó que en la actualidad el 62% del gas y el 50% del petróleo que hoy se produce en Neuquén es no convencional y que “hace dos años atrás nadie imaginaba” eso. De paso, aprovechó para lanzar un tiro por elevación a quienes en su momento manifestaron críticas respecto de la actividad hidrocarburífera. “Hasta hace poco algunos decían que Vaca Muerta estaba más muerta que nunca. Ahora, alineado el precio del petróleo, están dadas todas las condiciones para acelerar inversiones, y esto es lo que vamos a buscar”, dijo.

Gobierno de Chubut