Desde el Frente Nacional por la Salud de las personas con VIH denunciaron que el recorte de presupuesto en el ex Ministerio y ahora Secretaría de Salud “pone en peligro la continuidad de tratamientos”, dado que un 30 por ciento de los pacientes no podrían acceder a los medicamentos.
A su vez, los responsables provinciales de la Dirección de Sida y ETS manifestaron que “el derecho a la salud está amenazado”.
Por su parte, los encargados de los programas alertaron que, sumado a “la subejecución presupuestaria y la baja que se pretende imponer en el Presupuesto 2019, a requerimiento de los ajustes que requiere el FMI, el panorama de la salud pública en nuestro país es, por demás, preocupante”.
“Somos una variable de ajuste y en el presupuesto de este año se dio esta quita de 800 millones de pesos, que imposibilita la continuidad de las políticas de la dirección”, sostuvo el titular del Frente Nacional, Matías Muñoz, quien aclaró que, si bien Argentina mantiene una respuesta por encima de la media de otros países en cuanto al diagnóstico y tratamiento de infecciones de transmisión sexual, “puede peligrar en estos casos, cuando se produce algún tipo de faltante o se produce un desabastecimiento”.

Piden conocer el stock de insumos

En este contexto, referentes del Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH realizaron formalmente un pedido de acceso a la información pública a la Secretaría de Gobierno en Salud, amparados por la ley 27.275.
En el mismo “requerimos datos sobre el estado de las licitaciones públicas, stocks de medicamentos e insumos, situación ejecutiva de la Dirección de Sida, y cuestiones referidas al presupuesto devengado y asignado para el próximo año”, además de que también “solicitamos una audiencia con el secretario Rubinstein, ex Ministro de Salud”, indicaron desde dicha institución.

Faltantes “esporádicos” de drogas

Por otro lado, el referente de la entidad, Matías Muñoz, criticó recientemente la degradación de la cartera de Salud nacional, del rango de Ministerio a Secretaría, a la vez que las organizaciones que nuclea denunciaron la reducción del presupuesto que se había solicitado para llevar adelante las políticas relativas a la prevención, al diagnóstico y al tratamiento de los pacientes.
Sobre este punto, analizó que “se debe a que el Poder Ejecutivo tiene que presentar, a mediados de septiembre, el presupuesto para el próximo año”, además de recordar que el Frente Nacional por la Salud de las personas con VIH se creó a fines de 2016 “en razón de los faltantes esporádicos que se venían dando desde la asunción de esta nueva gestión”.
En la misma línea, denunció que “somos una variable de ajuste y en el presupuesto de este año se dio esta quita de 800 millones de pesos, que imposibilita la continuidad de las políticas de la dirección”.

Acceso al diagnóstico

La quita de presupuesto “significa, sobre todo, menos medicamentos; va a influir en todas las políticas en referencia al Sida, VIH, hepatitis, tuberculosis, pero va a repercutir específicamente en los medicamentos”, puntualizó Muñoz, quien explicó que en términos epidemiológicos, Argentina se encuentra dentro de la media de Latinoamérica en cuanto al número de infecciones de transmisión sexual diagnosticadas.
“Lo que sí tiene Argentina es que, debido a la organización del sistema de salud de nuestro país, sí se dice que se tiene un acceso universal al tratamiento. Un acceso universal al diagnóstico, es decir que cada persona que quiera acceder al diagnóstico puede hacerlo”, mencionó, agregando que “eso hace que Argentina tenga una respuesta por encima de la media de otros países, pero esto puede peligrar en estos casos, cuando se produce algún tipo de faltante o se produce un desabastecimiento”.

El diagnóstico tardío, un indicador preocupante

Diversas organizaciones que abordan la situación del VIH en el país aseguraron, este año, que el diagnóstico tardío ocupa alrededor del 35 por ciento de los casos, lo cual genera una menor cantidad de oportunidades para acceder al tratamiento adecuado y a tiempo.
En Argentina viven unas 125 mil personas con VIH, pero el 30 por ciento lo desconoce, según los especialistas.
La tasa de transmisión perinatal se mantiene en un 5 por ciento, al tiempo que uno de cada cuatro de los diagnósticos de mujeres se dio durante el embarazo, según estadísticas.

Gobierno de Chubut