La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia provincial, integrada por los jueces Mario Luis Vivas, Miguel Ángel Donnet y Alejandro Javier Panizzi, declaró nula la sentencia de la Cámara en lo Penal de Comodoro Rivadavia con respecto a la condena de 19 años para Mario José Alberto Díaz por el homicidio de Valeria Nicol Palma.
Tanto la Fiscalía como la defensa habían impugnado la decisión de los jueces de primera instancia.

La Cámara

Con relación al recurso ordinario de la defensa, la Cámara en lo Penal de Comodoro Rivadavia resolvió confirmar por unanimidad la sentencia impugnada. Mas en los fundamentos de la confirmación no hubo coincidencia: mientras la jueza Carina Estefanía ratificó la condena en todos sus aspectos, los jueces Montenovo y Müller entendieron que Díaz era inimputable. “Sin embargo, ambos camaristas entendieron que la consecuencia de la declaración de inimputabilidad -el reenvío para la aplicación de medidas de seguridad- vulneraba la garantía que prohíbe el agravamiento de la situación de quien recurre. Según su criterio, estas medidas significaban una sanción más severa que la privación de la libertad.
De esta manera declararon que el imputado, al momento de cometer el hecho, no pudo comprender ni dirigir sus acciones. Sin embargo, cuando tuvieron que tratar la consecuencia jurídica de la decisión adoptada, argumentaron que la aplicación de una medida de seguridad era más perjudicial que la imposición de una pena temporal”.

Asesinato en el inquilinato

El asesinato ocurrió el pasado 27 de agosto de 2016, aproximadamente las 23:20, en el interior de un inquilinato compartido entre el imputado Mario Díaz y la víctima Valeria Palma. Luego de una discusión, el imputado tomó un martillo y comenzó a golpear a la víctima. Intervino el dueño del inquilinato y le quitó el martillo; pero éste siguió agrediendo a la víctima con un cuchillo provocándole múltiples heridas en el rostro, pérdida de masa encefálica y 24 lesiones punzo cortantes en el tórax y abdomen.