El Poder Ejecutivo Nacional oficializó la elevación de los impuestos a todas las exportaciones, en los términos anticipados este lunes por el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, para obtener los recursos claves para cubrir el déficit fiscal antes del pago de intereses de la deuda pública.
La novedad respecto de los anuncios que daban cuenta de dos escalas nuevas de tributación fija adicional a los valores que rigieron hasta el cierre de agosto de $4 para los productos primarios, y de $3 para los bienes elaborados, es que fija una alícuota general de emergencia de 12 por ciento.
Pero, en el artículo siguiente la norma especifica: “El derecho de exportación establecido en el artículo 1 no podrá exceder de $4 por cada Dólar Estadounidense del valor imponible o del precio oficial FOB, según corresponda”.
Y agrega: “Para las mercaderías comprendidas en las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM) detalladas en el Anexo I que forma parte de este decreto, ese límite será de $3 por cada dólar estadounidense del valor imponible o del precio oficial FOB, según corresponda”.
La medida se fijó con carácter transitorio: “Hasta el 31 de diciembre de 2020 regirá un derecho del 12% a la exportación para consumo de todas las mercaderías”, con los límites máximos de $4 para los productos primarios y de $3 para los elaborados, según se detalla en dos anexos al decreto 793.
Al tipo de cambio promedio de $37,40 por dólar en el mercado mayorista que se negoció este lunes los montos máximos y mínimos fijos de las nuevas retenciones representaron sendas alícuotas adicionales de 10,7% y 8%, respectivamente.
Para que los productos manufacturados pasen a tributar la alícuota máxima de 12% adicional la cotización del dólar para el comercio exterior debería caer por debajo de $33,33 para los productos primarios y de $25 para el resto.
Si bien por un momento se especulaba en el mercado que la medida podría ser demorada, hasta contar con la expresa aprobación del Congreso Nacional que es el único que tiene atributo para legislar impuestos, el Poder Ejecutivo Nacional encontró el suficiente atajo para evitar esa instancia, sobre todo considerando la urgencia fiscal.

Etchevehere y el campo

El secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, admitió que la medida de suba de retenciones a las exportaciones del campo es “mala y antipática”, pero sostuvo que es “necesaria” porque “el país está en crisis”.
“Hablé con todas las entidades, los entiendo porque conozco las motivaciones. Es un muy mal impuesto, muy antipático, pero el país está en crisis. En otros momentos se discriminaba solo al campo para pedir esfuerzos, hoy se lo pedimos a todos los sectores”, sostuvo en declaraciones a radio Continental.
“El monto fijo que se aporta es en pesos. A medida que cambie la situación ese monto se va diluyendo. El plan es que de la mano de este aporte y de la reducción del gasto público, en un año podamos tener equilibrio fiscal”, explicó.
Etchevehere confirmó que continuará trabajando con el Gobierno. “Voy a seguir en el cargo, no es momento para renunciar. Es momento para redoblar esfuerzos y seguir aportando”, afirmó.
“Este dólar es muy competitivo para las economías regionales, como el vino o el aceite de oliva, todos dan muchísimo trabajo y con este dólar van a haber nuevas oportunidades y generar más empleo”, concluyó.