Madryn comenzó con un paro de los trabajadores del servicio de recolección de residuos ya que Ashira no había abonado los haberes correspondientes, lo que motivó a los trabajadores a formalizar su queja al vencerse el quinto día hábil.
Actualmente, unos 27 empleados trabajan divididos en dos turnos, con un promedio de haberes que oscila entre los 30 mil y los 35 mil pesos mensuales, por lo que el monto total correspondería a, aproximadamente, 1.200.000 pesos, sumando las cargas sociales.
En diálogo con la prensa, el titular de Camioneros en Puerto Madryn, Pablo Urrutia, sostuvo que “es una decisión política de la empresa de pagarle tarde a Madryn” y aseguró que “la Municipalidad ha pagado en tiempo”, sumando a ello que “esto lo decide la empresa al recolectar todo en una misma bolsa; no pasa en Trelew o en otras ciudades donde trabaja la empresa”.
Sin embargo, tras algunas horas, cerca del mediodía Ashira acreditó el depósito de los haberes y se reanudó la prestación de la recolección de los residuos en el ejido urbano.
“La empresa cobra el dinero que debe abonar la Municipalidad mes a mes, pero no lo destina al pago de sus obligaciones, sino que es depositado en una cuenta general de Ashira donde lo disponen para lo que ellos quieren”, se quejaron.
“Nosotros somos pacientes, pero desde enero nos vienen tomando el pelo, por eso llegamos al límite y decidimos realizar la medida de fuerza, para que no sigan incurriendo en el pago de los haberes como corresponde”, dijeron.
Según indicaron desde el sindicato de Camioneros en Puerto Madryn, los subsidios que el Municipio destina al servicio de recolección de residuos ya habrían sido abonados; ello, teniendo en cuenta que, en la Ordenanza Tarifaria 2018, fue el servicio que registró un mayor incremento, del orden del 20 por ciento

Municipalidad de Puerto Madryn