La Municipalidad de Rawson anunció que asistirá a los vecinos del programa Tierra para Todos con bloques sociales para que las familias puedan concretar la construcción de sus viviendas. Esta medida fue anunciada ayer por la intendenta Rossana Artero, quién consideró que desde el ejecutivo hay que brindarle el apoyo necesario a la gente, más aún en este contexto de crisis y recesión económica.
Al respecto, la jefa comunal precisó que “estamos trabajando en la refuncionalización de las dos bloqueras municipales que ahora van a pasar a depender de la Secretaría de Familia para trabajar en la confección de bloques sociales, es decir que van a pasar a tener un precio social para garantizar la operatividad del mismo y seguir asistiendo a más personas. La idea es que la bloquera se auto-sostenga y mediante estas pequeñas tarifas podremos comprar cemento para utilizarlo y brindar las respuestas”.
“Ante este contexto se le hace muy complejo a la gente continuar con las construcciones de sus viviendas porque los materiales han aumentado mucho y la mano de obra también por eso vamos a asistir a la gente a través de la puesta en marcha de esta propuesta”, consideró Artero.
Por su parte, el subsecretario de Desarrollo Humano y Comunitario de la Secretaría de Familia, Matías González, sostuvo que “vamos a hacer una reestructuración del funcionamiento de la bloquera, es decir que va a ser utilizada para asistir a los beneficiarios del programa Tierra para Todos, que fue uno de las mejores iniciativas de asistencia habitacional que tiene la Municipalidad de Rawson, creemos que es muy importante apuntalar este programa mediante la asistencia con bloques para que los vecinos puedan continuar con las edificaciones”.
“El precio social lo vamos a anunciar próximamente, pero anticipamos que será muy accesible. La idea de esta iniciativa es reactivar la construcción porque creemos que dentro del proceso de recesión que se vive a nivel nacional debemos colaborar con lo que podamos para asistir a la gente”, manifestó el funcionario municipal.
Además, agregó que es importante destacar que, mediante la reactivación de las construcciones, también se genera trabajo para maestros mayores de obra, albañiles, gente que vende comida y demás trabajos satélite que giran en torno a la construcción. “Entendemos que la delicada situación económica ha impactado de forma significativa tanto en la canasta básica como en los materiales de construcción, el año pasado el valor del bloque oscilaba entre los 15 y los 18 pesos, hoy lo tenemos entre 32 y 34 pesos; una bolsa de cemento estaba 100 pesos, ahora esta 300; hubo un aumento muy significativo”, agregó.
Por último, González destacó que “con el aporte de la bloquera queremos darle una mano a la gente y que pueda concluir sus construcciones para darle una solución definitiva en cuanto a lo habitacional. Hay que tener en cuenta que en el Programa Tierra para Todos tenemos alrededor de 650 familias, en esta primera etapa vamos a asistirlos a ellos y luego abriremos otras vías para más vecinos”.