El Gobierno Nacional publicó, en el Boletín Oficial, la Resolución 268/2018 de la Agencia Nacional de Discapacidad, donde señaló que “mediante la Disposición 217/2018” de la misma, “se aprobó el circuito administrativo de notificación de incompatibilidades con el Decreto 432/97, de suspensión y caducidad de pensiones no contributivas por invalidez”.
Esto último quiere decir que se darían de baja aquellas pensiones que presenten alguna incompatibilidad, motivo por el cual llamaron a los beneficiarios a concurrir a las oficinas de Anses para realizar el reclamo correspondiente y evitar la pérdida, suspensión o baja del beneficio.
La Resolución, a su vez, arrojó que “se considera adecuado establecer un plazo de diez días hábiles administrativos para que el administrado pueda ejercer su legítimo derecho de defensa y ofrecer la prueba de la que intentare valerse, así como también tomar vista de las actuaciones”.
En este sentido, quienes sean citados a presentarse en las oficinas de Anses por registrarse incompatibilidades en su pensión y con el objetivo de presentar documentación que justifique la continuación del beneficio, serán notificados por correo postal al domicilio registrado en el organismo previsional, o bien al informado al momento de tramitar la pensión.
Desde la recepción de la notificación postal, transcurrirán unos diez días hábiles y, en caso de que el beneficiario no se hubiera presentado, si existiera un conflicto entre la pensión recibida y, por ejemplo, otros beneficios percibidos, podría tener lugar la suspensión de la primera.
En el caso de Puerto Madryn, no hay oficialmente una cifra certera de beneficiarios, pero se estiman que son varios centenares.

Quiénes califican

En este contexto, la Agencia Nacional de Discapacidad aprobará un circuito para la “notificación de incompatibilidades, suspensión y caducidad de las pensiones no contributivas por invalidez”, por lo que aquellos que hayan sido notificados deberán concurrir a la Unidad de Atención Integral (UDAI) de Anses más cercana a su domicilio; en el caso de Puerto Madryn, la que se encuentra emplazada en la avenida Hipólito Yrigoyen, en su intersección con la calle Marcelo T. de Alvear de la zona céntrica.
El beneficio está dirigido a las personas que cumplen con requisitos como “no percibir, ni vos ni tu cónyuge, ninguna jubilación, pensión, retiro o prestación no contributiva”, “acreditar que tu capacidad laboral representa una disminución del 76 por ciento o más”, “no estar empleado bajo relación de dependencia”, “no tener bienes, ingresos ni recursos que permitan tu subsistencia o la de tu grupo familiar”, “no tener parientes obligados legalmente a proporcionarte alimentos o que, teniéndolos, se encuentren impedidos para hacerlo”, “ser argentino nativo, argentino naturalizado con, por lo menos, 5 años de residencia o extranjero con, por lo menos, 20 años de residencia” y “no estar detenido a disposición de la justicia”.

Revisarán “caso por caso”

En junio del año pasado, hubo quejas y reclamos luego de que el Gobierno Nacional eliminara una buena cantidad de pensiones; sin embargo, la medida fue retrotraída por parte del Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Carolina Stanley, quien había confirmado que se revisaría “caso por caso”.
En este sentido, la funcionaria había adelantado que “lo primero que queremos es transmitir tranquilidad al respecto y que hay un millón y medio de familias que reciben una pensión en la Argentina y que la van a seguir cobrando”.
Sin embargo, actualmente quienes deberán revisar su caso de manera individual serán, en definitiva, los beneficiarios, en un plazo de diez días que tendrán para justificar el recibimiento de la pensión, caso contrario, el beneficio sería suspendido si se registraran incompatibilidades.

Gobierno de Chubut