COMODORO RIVADAVIA – La concesionaria “Honda” había cerrado sus puertas el miércoles a la noche sin novedad, pero cuando ayer a las 8 abrieron las puertas se encontraron con el robo. Los boqueteros habían ingresado por los techos, cortando la chapa con una tijera especial. Luego bajaron a un sector que ya los depositaba frente a las oficinas comerciales. Una vez adentro, rompieron el sistema de alarmas y el sistema de monitoreo de las cámaras de seguridad. Para ingresar a la oficina de tesorería perforaron otro boquete en las paredes de placas de yeso. Según informaron fuentes de la investigación, los boqueteros se llevaron alrededor de unos 300 mil pesos, aunque al cierre de esta edición todavía se esperaba que desde la conocida empresa se efectuara un arqueo y se informara a la Justicia sobre el botín exacto con el que escaparon los ladrones. Fuentes de la investigación consideran que se trató de un robo planificado. La zona en la que dieron el golpe es una de las más transitadas de Comodoro Rivadavia, ya que el local está ubicado sobre la extensión urbana de la ruta Nacional 3. La policía cree que ingresaron por una vivienda lindera para luego treparse a los techos de la empresa. Lo que llama la atención es que los delincuentes conocían al detalle las conexiones de las cámaras de seguridad que desactivaron. Tomaron intervención la Brigada de Investigaciones y la Seccional Segunda de Policía.