La comisión directiva de la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPECA), integrada por representantes de diez de sus asociados, decidieron “proponer” a una asamblea general con carácter extraordinaria la “expulsión de la firma Argenova S.A.”, atento la “conducta éticamente reprochable” asumida durante las negociaciones paritarias con el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).
Cabe recordar que durante cinco meses se vino negociando en un frente común, y por primera vez, en forma conjunta entre las cámaras CAPECA y CAPIP con el sindicato de los marineros.
Las dos entidades empresariales reúnen a la mayor parte de la flota congeladora argentina, y con estrategias consensuadas venían llevando adelante una sólida postura unificada en las tratativas paritarias con ese gremio de los tripulantes.
El jueves de la semana pasada, y tras intensas conversaciones entre CAPECA y el SOMU, se había acordado pasar a un cuarto intermedio hasta el lunes para darle continuidad al proceso de negociación bipartita. Sorpresivamente, en la noche de ese mismo día, el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos suscribía un acuerdo con los representantes y apoderados de la firma Argenova.
Esa postura unilateral de la compañía fue considerada como una “actitud desleal” por otras de las asociadas a la cámara, ya que esa situación de hecho rompió la estrategia inicial del sector congelador.
Le atribuyen a Argenova haber incurrido en una “conducta éticamente reprochable” y, en ese marco, otras diez empresas concertaron el llamado a asamblea extraordinaria para someter a votación de las 16 compañías afiliadas la propuesta de expulsión de la empresa.
(Fuente: Revista Puerto)

Gobierno de Chubut