El niño de Cipolletti que fue internado por tener estreptococo pyogenes se encuentra “muy bien” y “no tiene ningún peligro”, anunció el infectólogo del sanatorio Río Negro, Adrian Morales. El pequeño de tres años permanece internado en la clínica privada desde el lunes por la tarde y su evolución es favorable. Según informaron, el equipo de profesionales lleva adelante el control de salud y el tratamiento, que consiste en el suministro de antibióticos.
Los profesionales iniciaron el seguimiento del niño el lunes por la tarde, cuando ingresó al lugar con fiebre alta y dolor de garganta, entre otros síntomas. Desde entonces permanece internado en una sala general del sector de pediatría. El pequeño fue atendido previamente en un consultorio médico por un cuadro de anginas, pero al no presentar una evolución, lo derivaron al sanatorio Río Negro. El caso generó gran repercusión, debido a que se trata del segundo en la provincia de Río Negro.
Según detalló el infectólogo, cuando los padres fueron notificados sobre el diagnóstico del niño se preocuparon debido a la información que circulaba en los medios de comunicación y luego, al ver que el niño evolucionaba de manera favorable, se quedaron más tranquilos.