COMODORO RIVADAVIA – Un hombre armado con una carabina y una pistola en su poder retuvo a sus familiares como rehenes. Al lugar llegó la Policía y afortunadamente no hubo que lamentar víctimas. El hecho ocurrió el domingo a la noche sobre la calle Alem al 1300, y el violento se encontraría drogado y alcoholizado. En el lugar se desplegó un fuerte operativo policial luego del llamado de una persona informando sobre la situación al 101. Finalmente, el hombre dejó salir a su familia y luego se entregó; fue alojado en la Seccional Segunda. Tenía una carabina y una pistola en su poder, que fueron secuestradas por la Policía. Se desconocen los motivos que originaron la agresión hacia su propia familia aunque habría existido una discusión con sus padres cuando al hombre estaba drogado y alcoholizado. Trabajaron además de efectivos policiales, miembros del GEOP y de Operaciones, que evacuaron a los vecinos del lugar por precaución.