En una audiencia que duró diez horas y avanzó incluso más allá de la medianoche del viernes pasado, el juez de Garantías Sergio Piñeda extendió la prisión preventiva hasta el juicio oral y público de los siete imputados de la causa que destapó el mega entramado de corrupción en el Estado, denominada “Embrujo”. Así las cosas, Diego Correa, Diego Luthers, Federico Gatica, Juan Carlos “Tato” Ramón, Sandro Figueroa, Natalia Mc Leod y Daniela Souza permanecerán detenidos.
La semana anterior, la extensa declaración de Diego Luthers se puede decir que permitió cimentar el trabajo de los fiscales, un paso para los entendidos en la materia, muy peligroso.
Inmediatamente todo indicaba que se le facilitaría el arresto domiciliario, tanto que su abogado defensor interpuso un habeas corpus para garantizar la “integridad física” de su defendido, y el juez Piñeda, pese a denegárselo, inmediatamente giró una nota al Ejecutivo provincial para que Luthers tenga todos los resguardos necesarios en la Comisaría Segunda de Trelew.
Sin embargo, a través de una nota firmada por la secretaria general del Ministerio de Gobierno, Sara Genaisir, aclara que el pedido de Piñeda “es de imposible cumplimiento, toda vez que la institución policial al cuidado de detenidos no dispone de una celda individual en la cual el procesado pueda ser alojado, como así tampoco puede garantizar que el mismo no atente contra su vida, infrinja alguna lesión o bien pueda ser atacado en la nocturnidad por sus cohabitantes”. En otro de los pasajes de la respuesta, evidencia que las celdas individuales existentes, pero “se encuentran ocupadas por personas privadas de la libertad en conflicto con el resto de la población carcelaria por hechos de una violencia significativa contra la integridad física de los internos”.
Y sobre todo y lo más importante es que advierte que Luthers “deberá compartir el pabellón con otras personas privadas de su libertad en cualquier centro de detención o comisaría en la que sea alojado”. En tal sentido, desde el Ministerio de Gobierno se atrevieron a más y sugirieron que “el Estado provincial como medio paliativo ha puesto a disposición de los magistrados, para el caso de que su señoría así lo ordenara, la utilización de dispositivos de vigilancia electrónica que permitan garantizar la integridad física exigida, en el resguardo de la prisión domiciliaria”.
El interrogante que se desprendió del proceso es ¿que cambió a esta altura para que exista tanto temor en relación a la integridad de Luthers?
A lo que se podría responder que el temor estaría fundado en los “nuevos” involucrados a partir de su
testimonio, algunos de los cuales ya fueron sumados a las causas ya en curso, y otros serían arrastrados por nuevas líneas investigativas y posibles causas a develar.
De hecho, si algo afirman los fiscales prácticamente `a coro´ es que esta asociación ilícita funcionaba en Fontana 50. Y el grueso de la ciudadanía sabe que ese era territorio del exgobernador fallecido, Mario Das Neves, pero también del fuerte poder ejercido por el pleno de su familia, que por ahora se mantiene en profundo silencio sobre el proceso judicial que ya comienza a entrar en etapa de juicio.

Identificadas las `canillas´ de la corrupción

El gigantesco rompecabezas de la corrupción con dineros públicos se va completando lentamente. Se sabe que el poder político ha implicado en los últimos años el acceso a una masa de dinero que derramó en sentido equivocado y que se generaba por los múltiples espacios de ingresos que posee el Estado. La diferencia de este mandato sería que las `canillas´ no eran tantas, producto de la crisis y por eso quedó presuntamente tan evidente el `goteo´. Al decir de los entendidos, las `canillas´ por las que abrevó el circuito de la corrupción serían el sector de la Construcción, Patagonia Broker y el tan codiciado sector pesquero.
De hecho, en su última declaración Luther sumó que a la caja negra aportaba no sólo la obra pública, sino que también habló de una reunión con un empresario del área de seguros que aportaba “en dólares”, según el fiscal. Con lo que se abriría así otra línea de investigación relacionada con el funcionamiento de Patagonia Broker, ya que los fiscales manifestaron que ahí empieza otra línea investigativa que puede comprometer a esos nuevos nombres. El tema ya circuló profusamente por redes y centra posiblemente en la caja más sustanciosa y que habría alimentado a un círculo mucho más selecto de funcionarios `infieles´. “Patagonia Broker, en la mira de la mira de la Justicia. Una empresa donde los directores son Pablo Das Neves, Cristián Eguillor, Gonzalo Carpintero y Germán Sahagun”. (Ver https://twitter.com/chubutme/status/976606454424768512?lang=ar )

¿Pero, qué es Patagonia Broker?

Se podría decir que “otra idea felíz” que tuvo el dasnevismo cuando dispuso por Decreto Nº 924/06 la “Contratación de la Totalidad de los Seguros Sobre Bienes y Personal de la Administración Pública Rawson, 07 de Agosto de 2006 – Boletín Oficial Nº 10.060, 18 de Agosto de 2006”, concentrando así un negocio millonario con dineros del Estado, canalizados a una sociedad anónima liderada por su núcleo más íntimo, con el hijo del exGobernador a la cabeza, aun hoy como director (ver http://patagoniabroker.com.ar/ ).
Todo esto se hizo aludiendo que “por el Decreto Nº 1309/05 el Estado Provincial adquirió el sesenta y dos coma cinco por ciento (62,5%) del paquete de la sociedad “CIUDAD BROKER SA” hoy “PATAGONIA BROKER SA” de conformidad con el cambio de la denominación social y modificación de sus estatutos, Resolución Nº 199/05 IGJ, inscripto bajo el Nº 7070, Fº 39, del Libro I, Tomo VI de Sociedades Comerciales, con fecha 21/09/05 ( Ver https://www.chubut.gov.ar/portal/wp-organismos/contrataciones/wp-content/uploads/sites/21/2017/01/TITULO-100.pdf+&cd=10&hl=es&ct=clnk&gl=ar )

Las voces en contra de la aseguradora

No fueron pocos los que visualizaron un nuevo “curro” con dineros públicos y formato legal a partir de la “compra” de la mayoría accionaria de Patagonia Borker por parte del gobierno dasnevista. De hecho, en la compulsa electoral anterior a esta gestión, el por ese entonces precandidato a gobernador de UNEN, Carlos Lorenzo, declaró públicamente que tenía previsto “dar de baja a la empresa Patagonia Broker Seguros, en el caso de llegar a ser gobernador en las próximas elecciones de 2015”.
El ex diputado provincial afirmó por aquel entonces públicamente que “se trata de una sociedad anónima que fue creada por el gobierno encabezado por el ex titular del Ejecutivo Mario Das Neves, simplemente con el único objetivo de `hacer negocios´” (sic). (Ver http://www.eldiariodemadryn.com/2014/12/lorenzo-propone-dar-de-baja-a-patagonia-broker-seguros/ )
Para Lorenzo, un exfuncionario maestrista (UCR) de alto rango, “todo lo que tenga que ver con seguros, hay que otorgarle su administración al Instituto Provincial de Seguridad Social y Seguros (IPSSyS)”. “Si soy gobernador, lo primero que voy a hacer es anular esta sociedad anónima”, insistía el dirigente radical que sigue guardando esperanzas en ese sentido.
Ya cuando era diputado provincial, Carlos Lorenzo denunció que el subsecretario de relaciones institucionales y de modernización del Estado Provincial de la gestión Das Neves, había percibido “doble sueldo” como funcionario y de parte de la empresa estatal Patagonia Broker Seguros, como otros posteriores referentes que cumplían funciones públicas, pero también integraban la empresa.
En dicha oportunidad, el referente de UNEN había solicitado al gobierno provincial un pedido de informes en relación a dicha empresa, pero sin lograr la respuesta buscada. “Esa Sociedad Anónima puede significar más que una caja política. También puede representar una fuente de dádivas, subsidios y pagos indebidos”, expresó Lorenzo en una carta dirigida al entonces gobernador Mario Das Neves, evidentemente con alguna información más al respecto.

Un vínculo con Correa

Patagonia Broker no apareció por `arte de magia´ ahora en las investigaciones que llevan adelante los Fiscales de Chubut, ni tampoco por los dichos de Luthers. Desde que comenzó la investigación el año pasado, hubo nombres que saltaron a la palestra en el marco de las escuchas que analizaron los fiscales.
Por ejemplo, el nombre de un empresario hasta ahora casi desconocido podría terminar siendo muy relevante en el entramado del Caso Correa: Pablo Torres García, un influyente hombre de negocios, fundador del Grupo TG y accionista de Cavas Rossel Boher, una de las bodegas más exclusivas de Mendoza; dueño del centro de esquí Cerro Bayo, en La Angostura; y presidente de TG Bróker, una compañía vinculada al mundo de los seguros.
Según publicó en marzo de este año el matutino Jor-nada “Torres García aparecería en las escuchas que se dispusieron en la investigación y despertaron sospechas sobre su relación con el exfuncionario, ahora detenido. (Ver http://www.diariojornada.com.ar/210160/provincia/de_boca_en_boca_y_desdeeltwitter/ )
Según el matutino trelewense, conocedor de los negocios prósperos del Valle “Los seguros, precisamente, vincularon a Torres García con Chubut. Hace algo más de una década, cuando era menos conocido, este bróker desembarcó en la provincia como director de Patagonia Broker, la empresa que creó el Estado provincial en el primer mandato de Mario Das Neves para concentrar todo el negocio de los seguros de la Provincia, con el objetivo de que un bróker propio se quedara con las millonarias comisiones que antes se llevaban brókers nacionales.
Después de algunos años de trabajar allí, Torres García emprendió hacia nuevos rumbos, y de influyente hombre del negocio de los seguros se diversificó hacia los vinos y los centros de esquí. También tejió estrechas relaciones con el macrismo.
Al menos es lo que publicó el portal de noticias `La Política On Line´ (LPO), quien hace dos años lo vinculó estrechamente con el poderoso empresario “Niky” Caputo, el mejor amigo del presidente Mauricio Macri. (Ver https://www.lapoliticaonline.com/nota/100764-atacan-al-superintendente-de-seguros-en-medio-de-una-guerra-en-el-macrismo-por-el-negocio/ )

Y volvió una noche

Sin embargo, en abril del año pasado, el nombre de Torres García volvió a entrar en escena. Por orden del entonces gobernador, Mario Das Neves, Correa llevó una nota al Directorio de Patagonia Broker para sumarlo como intermediario de Broker Patagonia con las compañías de seguro nacionales.
El mandato de Correa habría sido imponer a Torres García para que este comenzara a trabajar como “organizador”, una tarea que le permitía percibir las comisiones que antes quedaban en las arcas de Patagonia Bróker, es decir, de la Provincia.
Pero el directorio desconoció esa orden y nunca la aprobó. Sin embargo, una nota firmada por el gerente general, Daniel Asciutto, le dio cabida a Torres García, que desde hace un año viene ocupando ese lugar de “organizador”.
En verdad, se sugiere que por presión de Correa no hubo más remedio que dejarlo intermediar con las compañías de seguros y cobrar jugosas comisiones.
Aunque Correa comenzó a perder espacio y poder de decisión tras el escándalo de los sobreprecios con fondos de la emergencia y la posterior muerte de Das Neves, el bróker Torres García siguió embolsando las millonarias comisiones por representar a Chubut antes las aseguradoras, entre otras cosas gracias a sus contactos con la gestión que asumió el 1° de noviembre del año pasado
(Ver http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:h_4VG801U8AJ:diariocronica.com.ar/528393.. )

Un hombre muy nombrado

Pero el desparramo que se armaría con la investigación en puerta que ameritaría el desempeño de Patagonia Broker, alcanzaría vínculos impensados. De hecho, el diputado del FpV, Blas Meza Evans, presentó un pedido de informes al Poder Ejecutivo para conocer el pago de comisiones por parte de la empresa de seguros con participación estatal chubutense. Ese pedido expondría que aparecerían como accionista dos personas vinculadas al entorno de Sergio Massa y de Nicolás Caputo ( Ver http://www.lateclapatagonia.com.ar/5/nota.php?nota_id=33872 )
El diputado del FpV, Blas Meza Evans, solicitó información al Poder Ejecutivo sobre el pago de comisiones a personas que figuran como accionistas en la empresa Patagonia Broker, la aseguradora con participación estatal chubutense.
Se trata de Pablo Andrés Torres García, con domicilio en Capital Federal y titular de un broker de seguros de vínculos con el empresario macrista, Nicolás Caputo; y de Martínez Sosa, titular de otro bróker de cercanía con Sergio Massa.
En este sentido, el legislador sostuvo: “El directorio de Patagonia Broker hasta el pasado 15 de mayo de 2018 estaba integrado por Jorge Omar Pacheco como presidente y los directores eran Gonzalo Carpintero Paterson, Cristian Eguillor, Pablo Das Neves y Germán Sahagún. En tanto que los síndicos titulares eran Pablo Oca y Sergio D’Amico”. Un dato emblemático que brindó Meza Evans es que el último balance “fue auditado y certificado por Federico Gatica”. Y como todos saben, Gatica es uno de los detenidos en el marco de las causas de corrupción que se investigan y que prosperaron durante la gestión de Mario Das Neves.

“Notables vínculos políticos nacionales”

En el alerta que dio sobre el tema uno de los querellantes de la causa Embrujo, sobre este otro frente de presuntos escurrimientos de dineros públicos: “Aparece como accionista Pablo Andrés Torres García, que tiene domicilio en Buenos Aires, es titular de un importante bróker de seguros del orden nacional y que es parte de muchas actividades económicas ligadas a Niki Caputo”, explicó el diputado Blas Meza Evans. Y agregó: “Un tercero, con notables vínculos políticos nacionales, se quedaba con un pedazo de la torta que debería ser de todos los chubutenses. Al darse cuenta de esto, le quitaron el negocio a Torres García y en su lugar metieron a otro intermediario, un tal Martínez Sosa, otro bróker en este caso con fuertes vínculos con el massismo para que continúe con el negocio”, sostuvo. (http://www.diarioelchubut.com.ar/nota/2018-8-15-0-7-0-quieren-conocer-el-cobro-de-comisiones-en-patagonia-broker-de-personas-ligadas-al-macrismo-y-massismo )
Es más, tal sería el entramado de esta otra presunta “canilla” de dineros públicos que gotearía para el privado, que afirman en los últimos meses (abril de 2018), Torres García que sigue su fina asesoría para Chubut, habría mantenido “varias reuniones en Buenos Aires con un influyente operador político del gobernador (Mariano) Arcioni, y que es comodorense como el mandatario”. (Ver http://www.diariojornada.com.ar/210160/provincia/de_boca_en_boca_y_desdeeltwitter/ )
Por todo esto, se supone que la línea investigativa sobre Patagonia Broker de Seguros sería inminente, y sería la causa clave que surgiría antes de finalizar 2018, dado el fuerte compromiso de los Fiscales y del Juez en avanzar en develar la millonaria estafa de un poder político que puso al estado chubutense en una de las peores crisis financiera de las últimas décadas.

Gobierno de Chubut