Clic para ampliar

La secretaria de Producción de Rawson, Ana Amato, advirtió sobre la inviabilidad que observan desde la capital provincial respecto del proyecto productivo de riego para 35 mil hectáreas, que en su opinión afectaría considerablemente el caudal del río Chubut. Sin embargo, desde el Ejecutivo Provincial, ratificaron el proyecto, en el marco de una reunión de integrantes de la “Comisión de la Meseta Intermedia del Chubut”, con legisladores de los distintos bloques, que tuvo por objeto informar y avanzar en el proyecto de Meseta Intermedia.

Rechazo capitalino

El debate acerca de la viabilidad del proyecto lo lidera Rawson, ya que la intendenta Rossana Artero, junto a Ana Amato, recibió a funcionarios provinciales de la Comisión de la Meseta Intermedia, y les manifestaron abiertamente que la iniciativa que no cuenta con el respaldo del Ejecutivo municipal, en virtud de que se considera que traería serios problemas sobre el caudal del río Chubut.
En ese marco, Amato afirmó que “consideramos que el proyecto representa un riesgo muy importante para el abastecimiento de agua en nuestra ciudad, también afectará las actividades recreativas y económicas, como la actividad pesquera, e impactará desfavorablemente en el ambiente acuático, el desarrollo turístico y habrá un negativo impacto urbano”.
“Nos parece un proyecto que atenta contra nuestros intereses, y lo vemos como una amenaza para nuestra sustentabilidad en cuanto a la disponibilidad del agua del río Chubut”, enfatizó la funcionaria municipal tras la reunión.
Amato sostuvo que “nosotros priorizamos el bienestar de la comunidad y queremos garantizar el consumo de agua potable y el desarrollo de las actividades productivas de nuestro ejido”.

Desabastecimiento del Río Chubut

Amato insistió en indicar que “el caudal ecológico del río Chubut hoy oscila entre los 30 y los 32 metros cúbicos, con la puesta en marcha de este proyecto se pretende reducirlo a unos 15 o 5 metros cúbicos”.
Analizando uno de los aspectos económicos del proyecto, Amato comparó que “nos resulta muy llamativo que no se puedan gestionar fondos por 200 millones de pesos, para destinarlos a que la población consuma agua potable, y sin embargo se esté pensando en desarrollar obras que demandan 240 millones de dólares que, si bien parte de la inversión será del sector privado, el Estado siempre tiene que invertir recursos también”.
Asimismo, desde el Ejecutivo Municipal reclaman que no existe un estudio de impacto ambiental que conforme a las autoridades y por ello anticiparon que solicitarán asesoramiento a la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

Provincia ratificó el proyecto

Los integrantes de la “Comisión de la Meseta Intermedia del Chubut” participaron días pasados de una reunión, con legisladores provinciales, oportunidad en que el ministro Chicala explicó que “venimos a la Legislatura de la Provincia para contarle el proyecto a los diputados, porque todo eran versiones mediáticas y nadie conocía en profundidad lo que es”.
La Comisión está representada por los ministros de Infraestructura, Raúl Chicala, y de la Producción, Hernán Alonso; las subsecretarías de Gestión Ambiental, Mariana Vega, y de Coordinación Técnica y Ejecutiva del Ministerio de Hidrocarburos, Marisa Mamet, y el presidente del Instituto Provincial del Agua (IPA), Gerardo Bulacios.
El proyecto de Meseta Intermedia pretende poner bajo riego cerca de 35.000 hectáreas entre Trelew y Puerto Madryn, a través de un sistema de bombeo que eleve el agua del río para alcanzar nuevas tierras productivas.
“Nosotros trajimos toda la documentación preliminar del proyecto que tenemos seguir trabajando”, detalló el ministro Chicala y aseguró que “este proyecto no es de cinco personas, y es una decisión estratégica del gobernador, Mariano Arcioni”.
Chicala destacó que “desde que se designó este Comité, el cual es un muy buen equipo de trabajo, no hemos parado en ningún momento de trabajar en post de esta labor estratégica”, indicó el funcionario provincial.

Estudio de Impacto Ambiental

La subsecretaria de Gestión Ambiental, Mariana Vega, aseguró que “uno de los temas que se abordaron en la reunión fue el estudio de impacto ambiental y quedó claro que la Provincia, a través de este Comité que armó el Gobernador Arcioni, siempre se propuso y planteó la necesidad de un estudio de impacto ambiental integral”.
Vega, que ostenta de oficio el cargo de Ministro porque sigue acéfalo, afirmó que “por el momento se está consiguiendo el equipo técnico que lo va a realizar, a su vez el Ministerio de Ambiente es quien avalué ese estudio, y será pormenorizado de cada uno de los temas que atañen al proyecto y tendrá una duración mínima de 6 meses. En esto nos pusimos muy firmes frente a los tiempos que nos exigía Nación, los cuales eran menos”.
Lo cierto es que la Provincia no cuenta con un informe propio que permita garantizar la protección de los recursos y en ese marco, vale recordar que, de acuerdo a la legislación vigente en Chubut, el estudio de impacto ambiental finaliza con una audiencia pública. Todo esto indica que hay grandes anuncios sobre el proyecto, pero si se cumplen todos los requisitos legales, aún correrá mucha agua bajo el puente.

Gobierno de Chubut