Hasta hoy eran cuatro las muertes como consecuencia de los efectos del estreptococo, una bacteria vinculada a la faringitis cuya presencia es muy común durante el invierno pero que este año adquirió una virulencia que sorprendió a la comunidad científica. Igualmente, en el día de hoy se sumaron dos nuevas víctimas: un hombre de 40 años en Buenos Aires y un bebé en la provincia de Río Negro.

Hay que agregar que ayer confirmaron el fallecimiento de una niña de siete años en Posadas y una de seis años en Rosario, que se suman a los dos chiquitos que habían perdido la vida a causa de un cuadro severo de infección por el virus mencionado.

Uno de los casos se registró en Rosario cuando una nena de seis años ingresó por un cuadro de septisemia tras contraer la bacteria. “Se le dio tratamiento a la niña pero la evolución de la bacteria fue muy rápida y se produjo un shock séptico y no respondió”, dijo Liliana Banegas, directora de epidemiología de la provincia de Santa Fe. “La evolución de una enfermedad invasiva no sólo produce la bacteria sino toxinas y la evolución es mucho más rápida”, agregó la médica.

El otro caso se dio en Posadas, Misiones. Luana tenía siete  años. Por su parte, la médica Liliana Arce, jefe de infectología del Hospital Pediátrico de Misiones, remarcó que “la bacteria produce muchas enfermedades, como la faringitis, meningitis pero hay formas invasivas, donde la bacteria penetra en el organismo y produce una enfermedad sistémica de todo el organismo, porque tiene toxinas que afecta a varios órganos”.

La bacteria ya había causado dos muertes en la Ciudad de Buenos Aires. En el Hospital Elizalde hay otros tres que se encuentran en grave estado producto de la infección causada por la bacteria.

Recomendación

Los médicos recomendaron que las personas que presenten un cuadro con características similares a la angina o a la faringitis, temperatura elevada, dolor de garganta, ganglios inflamados o infecciones en la piel deben consultar inmediatamente en la guardia de un hospital o clínica.