La desocupación llegó en el segundo trimestre al 9,6%, lo que significó un aumento de casi un punto porcentual respecto del mismo período del 2017 (8,7%) y acumuló un alza del 2,4% en lo que va del año, según el INDEC. Se trata del dato más alto del indicador en la gestión de Mauricio Macri.
Si las cifras del organismo se proyectan a nivel país, cerca de 1.900.000 personas están sin trabajo y 2.100.000 se encuentran subocupadas.
De este modo, si se suman quienes no tienen trabajo y quienes apenas realizan changas u ocupaciones temporarias, un total de 4.000.000 de habitantes son los que tienen graves problemas de empleo.

Bate récords

El indicador informado por el organismo es el más alto de los últimos 12 años, ya que sólo fue superado por el registro correspondiente al primer trimestre del 2007 de 9,8%.
Según los datos oficiales, el índice verificado al cierre del primer semestre acumuló un alza del 2,4% en lo que va del año, ya que en diciembre pasado se había ubicado en el 7,2%.
El indicador experimentó una suba del 0,5% respecto de los primeros tres meses de este año.
La subocupación, en el mismo período, se ubicó en el 11,2% y registró una leve suba del 0,2% respecto del segundo trimestre de un año atrás y creció un punto porcentual desde diciembre pasado.
El organismo consideró que en la comparación interanual “se registra un incremento estadísticamente significativo en las tasas de desocupación y actividad respecto del segundo trimestre del año 2017”.
El INDEC agregó que “no se registran cambios significativos en la tasa de empleo con respecto al mismo trimestre del año anterior”.
La tasa de actividad se ubicó en el 46,4% y un punto porcentual por encima de la medición del segundo trimestre del año anterior, mientras que la tasa de empleo fue del 41,9 y fue un 0,4% más alta que la medición del mismo periodo del año pasado.
Según las cifras correspondientes solamente a los 31 aglomerados urbanos que mide el organismo, la población desocupada alcanza a 1.239.000 personas, mientras que las personas ocupadas pero que buscan empleo llegan a 2.056.000, y las subocupadas que no buscan trabajo alcanzan a los 1.447.000 habitantes.
Los datos se correspondiente con una población económicamente activa de 27,7 millones de personas que habitan los 31 aglomerados relevados por el INDEC.

Por distrito

La desocupación más alta se registró en los partidos del conurbano bonaerense con un registro del 12,4%, mientras que el distrito menos afectado por el desempleo fue La Rioja, con un 2,3%,
El segundo indicador más alto fue el de Rawson-Trelew con una desocupación del 11,7%, seguido por el Gran Buenos Aires donde llegó al 11,4%, Santa Rosa-Toay con un 11,1% y el Gran Córdoba con un 10,8% de su población sin trabajo.
Entre los distritos con menor desocupación se ubicaron, después de La Rioja: Posadas con un 2,5%, Santiago del Estero-La Banda con 3,4%, San Luis con 3,3%, Formosa con 3,6% y Comodoro Rivadavia-Rada Tilly, con 3,7%.

Canasta básica

Ayer, el INDEC también publicó información relacionada con el costo de vida en el país. Una familia tipo necesitó en agosto un ingreso de $20.868,93 para evitar caer en la pobreza y cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que registró una suba de 36,9% en la medición interanual, según datos publicados por el organismo oficial.
El sondeo oficial indicó que el mes pasado, la variación mensual de esa canasta, que también toma en cuenta bienes y servicios no alimentarios, fue de 3,6%.
El estudio señaló también que la variación interanual de la CBT fue de 36,9%.
Por su parte, la canasta básica alimentaria (CBA), que determina los ingresos necesarios por hogar para superar el umbral de indigencia, registró un incremento de 2,8% frente a julio.
El aumento interanual de la CBA fue de 33,6%, de acuerdo con la Valorización del Gran Buenos Aires informada por el instituto que conduce Jorge Todesca.
Así, para poder acceder a la canasta de alimentos y no ser considerada indigente, una familia tipo debió contar con $8.347,57 durante agosto.
El INDEC también analizó que una familia de cinco miembros, constituida por una pareja y tres hijos, necesitó $21.949,53 para no ser pobre en el octavo mes del año.
Ese mismo hogar precisó una entrada de $8.779,81 para no ser indigente y poder cubrir el costo de la CBA.
En tanto, una familia de tres miembros el mes pasado tuvo que percibir un ingreso al menos $16.614,10 para no caer en la pobreza, mientras que para no ser considerado indigente, el monto necesario fue de $6.645,64.

Reapareció la oferta privada y bajó el dólar

El dólar retrocedió $1,15 y cotizó a $38,97 para la venta, en una jornada volátil con una importante reaparición de la oferta privada y sin la intervención del BCRA, luego de varias jornadas con ventas.
La última vez que el dólar bajó sin intervención del Banco Central fue el 7 de agosto. La baja fue de apenas 4 centavos, cuando pasó de $28,07 a $28,03.
Ayer, según un promedio realizado por el Banco Central, la moneda norteamericana finalizó a $37,25 para la punta compradora y a $38,97 para la vendedora.
El día anterior, el dólar había retrocedido a $40,12 en una jornada en la cual vendió US$ 195 millones para desactivar la presión sobre la divisa y bajar la cotización.
La jornada fue muy dispersa, ya que la moneda extranjera abrió en baja tras la estrategia del Central pero al mediodía se recuperó y llegó a cotizar por encima de los $39.