El empresario madrynense Omar Segundo está acusado de estafa por haber “simulado” la venta de la compañía Alpesca en enero de 2014 dejando a mil personas en la calle. En la causa ya fueron condenados mediante juicio abreviado Federico Otero, Rosa Chico y Juan Paulo Segundo, quienes reconocieron la maniobra.
Este jueves a las 9 comenzará el juicio oral y público a Héctor Omar Segundo por la venta “simulada” del paquete accionario de la empresa Alpesca, ocurrida en enero de 2014. La Oficina Judicial fijó la fecha y el magistrado interviniente, que será Marcelo Nieto di Biase, tras el pronto despacho presentado por la Fiscalía y los trabajadores de la ex Alpesca, quienes ayer miércoles se manifestaron en Tribunales.

Perjuicio a trabajadores

En el marco de la causa, ya fueron condenados Federico Otero; su madre, Rosa Chico; y Juan Paulo Segundo –hijo de Héctor Omar-, mediante la modalidad de juicio abreviado tras haber reconocido haber cometido una “estafa” en la compra-venta de la empresa pesquera.
Otero y su madre están imputados de haber “simulado” la compra de la pesquera Alpesca a Omar “Cura” Segundo y su hijo. Para los fiscales, oficiaron de “prestanombres” y el caso se trató de una estafa en perjuicio de los trabajadores y acreedores.

Confesaron

La presunta maniobra defraudatoria “se habría desarrollado a través de la simulación de una venta, en la que supuestamente Federico Otero y Rosa Chico le adquirieron el paquete accionario de Alpesca S.A y AP Holding S.A (empresa controladora del paquete accionario de Alpesca), a Omar Segundo y Juan Paulo Segundo por la suma de cinco millones y medio de pesos”, afirman los fiscales madrynenses Daniel Báez y Alex Williams, quienes llevaron adelante el caso.

No hubo venta

“Simularon la transferencia y adquisición del paquete accionario de Alpesca S.A y AP Holding S.A. Puntualmente se simuló la compra por parte de Federico Otero y Rosa Carmen Chico a Omar Segundo y Juan Paulo Segundo de la totalidad de las acciones por la suma de cinco millones de pesos”, indicaron desde el Ministerio Público Fiscal.

Narcotráfico: Casación revisa el fallo por la droga en Poseidón

La defensa de Omar “Cura” Segundo apeló la condena a nueve años de prisión que dictaminara el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia en octubre del año pasado, la misma se encuentra “en estudio” en la Sala 3 de la Cámara de Casación Penal, a cargo de los magistrados Carlos Alberto Mahiques, Eduardo Rafael Riggi y Liliana Catucci; según trascendió, el último movimiento del expediente se registró el 10 de julio pasado.
Una vez radicada la causa en dicha Cámara, la misma no dispone de un plazo prefijado para confirmar o modificar la sentencia; otra información reciente da cuenta de que la Cámara, al momento, no ha llevado a cabo ninguna audiencia sobre el caso, al tiempo que, de todos modos, puede fallar sin celebrar audiencia alguna.
La causa data del 10 de junio de 2013, fecha en la que una operaria de la empresa Poseidón, que manipulaba una caja de langostinos, preparándose para exportar al municipio de Vigo, en España, cuando dicho paquete se le cayó y, al romperse, quedó a la vista que, en medio de la mercadería había pequeñas bolsas que contenían cocaína en su interior.
Desde aquél momento inició un complejo entramado, el cual no estuvo exento de polémicas, dado que inicialmente se presumía que la cantidad de cocaína presente en el cargamento alcanzaba la tonelada, pero luego de doce horas, se constató que había no más de 110 kilos.
Tres años después, el Tribunal Oral Federal de la ciudad petrolera, integrado por los Enrique Jorge Guanziroli, Nora M. T. Cabrera de Monella y el juez subrogante de Ushuaia, Luis Giménez, resolvieron condenar al “Cura” Segundo a la pena de nueve años de prisión por “almacenamiento de estupefacientes”, y una multa de 15 mil pesos, más accesorias y costas del proceso judicial.
La misma condena pesó sobre Nicolás Seoane, el “bróker” que se constituyó como un eslabón importante en la logística para intentar “exportar” los 110 kilos de cocaína detectados, hallados en las cámaras de frío de la empresa propiedad de Segundo; la figura endilgada a Seoane fue, también, “almacenamiento de estupefacientes”, al tiempo que la Justicia le impuso la misma multa, más accesorias y costas, que a Segundo.
Sin embargo, el único detenido en el marco de la causa es el ciudadano español Rafael Aranda Barberá, a quien también le impusieron la pena de nueve años de prisión y una multa de 15 mil pesos por el delito de “transporte de estupefacientes”.
El individuo había planteado una excarcelación, pero el 6 de octubre del año pasado, el mismo tribunal no hizo lugar al requerimiento.
Por su parte, el taxista oriundo de Mar del Plata, Juan Eduardo Burgos, quien según la investigación fue una “pieza clave” para la conformación de la empresa Mar Pesca Azul Argentina que realizaría la exportación, fue condenado a cuatro años de prisión y una multa de 8 mil pesos.
A más de cinco años del mayor descubrimiento de droga en Puerto Madryn, el único sujeto detenido es Aranda Barberá, mientras que el resto de los condenados, a la espera de que la condena sea ratificada por la Justicia o no, aguardan la decisión en libertad.

Municipalidad de Puerto Madryn