PUERTO MADRYN – Los directivos del colegio llamaron a la Policía. Fue este lunes después del mediodía y en un procedimiento de la División Drogas Peligrosas terminaron secuestrando el “cigarro” del que prácticamente no quedaba nada. El inusual operativo, que no pasó desapercibido en la comunidad escolar, fue llevado a cabo en la escuela 789 situada entre las calles Villarino y Jujuy y contó con la debida intervención del Juzgado Federal de Rawson, que no dispuso medida alguna para los alumnos: solo que fueran identificados.

Municipalidad de Puerto Madryn