El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, no descartó ayer que el Fondo Monetario Internacional (FMI) amplíe su préstamo a la Argentina, y aclaró que en caso de llegar a un nuevo acuerdo con la entidad crediticia, los diputados “conocerán el resultado mucho antes de que se vote el Presupuesto”.
Dujovne se refirió al tema del endeudamiento ante una pregunta punzante del diputado Diego Bossio en la Comisión de Presupuesto. “¿Usted está negociando una ampliación del crédito con el FMI, como salió en el diario Clarín, por 20 mil o 15 mil millones de dólares?”, lo increpó el referente del bloque Justicialista.
“No puedo adelantar cuál será el resultado de la negociación que estamos teniendo”, se atajó el ministro, con lo que sugirió que podría haber un nuevo acuerdo.
Muy crítico de la gestión actual, Bossio también advirtió que desde 2015 los intereses de deuda pasaron del 1,4% al 21,2%, y señaló que en términos de recaudación, eso representa el 18% de lo recaudado, cuando hace tres años era el 6,6%.
Al momento de contestar, Dujovne explicó que “los intereses han aumentado en los últimos años puesto que Argentina todavía tiene déficit, y estamos cubriendo ese déficit colocando deuda en el mercado”.
“No nos queda el recurso que utilizaba el gobierno precedente, de utilizar reservas del Banco Central, porque cuando asumimos la Argentina ya no tenía reservas propias”, recordó el funcionario.

Dolarización

Por otra parte, Bossio también le planteó a Dujovne: “Usted habla habitualmente con el Tesoro de Estados Unidos, y el presidente hace públicas sus reuniones con (Donald) Trump. Un asesor de Trump en el Tesoro de Estados Unidos dijo que Argentina está trabajando junto con ellos para la dolarización y la convertibilidad”.
Sin embargo, el titular de Hacienda aclaró que “Argentina no está embarcada en ninguna negociación de ningún esquema monetario”, y agregó que “son comentarios particulares del Tesoro de Estados Unidos”.
“Argentina ha adoptado un esquema de tipo de cambio flotante, que es el que con algunas variantes va a mantener este Gobierno. No hay ningún cambio en el esquema monetario que va a plantear Argentina hacia adelante”, insistió.
Otra de las inquietudes que Dujovne debió responder tiene que ver con el artículo 53 del Presupuesto, que establece que el Ejecutivo podrá realizar operaciones de crédito público para reestructurar deuda “mediante su consolidación, conversión o renegociación, atendiendo a las condiciones imperantes del mercado financiero”.
Ese artículo modifica el artículo 65 de la Ley de Administración Financiera, que establece que para reestructurar deuda hay que cumplir con tres condiciones: una mejora en el plazo, en el monto o en los intereses de la deuda”.

Megacanje

“¿Tienen pensado reestructurar una deuda?”, inquirió Bossio, pero Dujovne lo descartó: “Argentina no planea ningún ‘megacanje’ ni ninguna reestructuración de deuda. Venimos a traer una propuesta que le permita a la Argentina ahorrar dinero”.
Explicó el ministro que “la ley de administración Financiera fue sancionada en el ’92, cuando la deuda estaba en poder de bancos, no cotizaba en el mercado”.
“La normativa vigente establece que para efectuar un canje de deuda hay que cumplir tres condiciones, pero eso hoy no nos permite llevar adelante operaciones que mejorarían el perfil del endeudamiento de la Argentina; por ejemplo, no distingue la deuda en pesos de la deuda en dólares”, detalló Dujovne.