El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, se reunió ayer con la directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, para alistar el nuevo acuerdo y el organismo pueda adelantar millonarios desembolsos para equilibrar las cuentas en 2019 y brindar así confianza a los turbulentos mercados.
Dujovne encabezó el equipo argentino -compuesto por Santiago Bausili, Rodrigo Pena, Guido Sandleris más Gustavo Cañonero y Pablo Quirno por el Banco Central- y se reunieron a partir de las 5 de la tarde, hora de Washington. El presidente del Central, Luis Caputo, se quedó a último momento en Buenos Aires para atender la situación del volátil dólar.
En la sede del Fondo fueron recibidos por Lagarde y David Lipton, subdirector del FMI. Con ellos ya habían negociado en mayo un trabajoso acuerdo por el que le otorgaban a la Argentina un “stand by” de 50.000 millones de dólares, desembolsado en tramos, de acuerdo a ciertas metas. Ya le otorgaron 15.000. Ahora el Gobierno pide adelantar los fondos previstos para los próximos años para cerrar las cuentas del 2019 y poder así aquietar a los mercados.

Se terminó el “gradualismo”

A cambio adelantó las metas fiscales y se compromete a un déficit 0 el año próximo, abandonando así la política de “gradualismo”. De acuerdo a lo anunciado por el presidente Mauricio Macri, sumará, además, ingresos por la aplicación de retenciones a las exportaciones de productos y servicios.
Cálculos privados estiman que el paquete de asistencia buscado llegaría a los 17.000 millones de dólares y esa es la cifra que el Gobierno aspiraría a obtener para poder cambiar las expectativas del mercado. Pero el número incluso podría ser más alto.
Desde Economía y el FMI dicen que la reunión entre Lagarde y Dujovne es “el comienzo del diálogo”. Y que todavía “no hay precisiones de montos ni tiempos”. Sin embargo, Lagarde había dicho la semana pasada que iban a actuar “rápidamente” para resolver el nuevo planteo argentino.
Otro punto sensible que presentará el ministro es la posibilidad de que el Banco Central use reservas para intervenir en el mercado y controlar los saltos del dólar, algo que el FMI no ve con buenos ojos porque sus funcionarios son partidarios de la libre flotación cambiaria. Caputo, que dijo que seguirá las reuniones vía telefónica desde Buenos Aires, busca que le aprueben el manejo de una “flotación sucia” para evitar abruptas subidas.

Trump apoya a Macri

La reunión comenzó con buen clima ya que horas antes el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, había pronunciado un fuerte apoyo a la política económica del Gobierno y al pedido de desembolsos anticipados al FMI. En un comunicado emitido por la Casa Blanca, Trump señaló que había hablado por la mañana con el presidente Mauricio Macri y le había reafirmado “el fuerte apoyo” de los Estados Unidos a la Argentina durante estos “momentos difíciles”. Resaltó que Macri está haciendo un “trabajo excelente en esta difícil situación económica y financiera”.
“Tengo confianza en el liderazgo de Macri y aliento y apoyo fuertemente su compromiso con al FMI para fortalecer las políticas monetarias y fiscales argentinas para afrontar los actuales desafíos económicos”, finalizó el comunicado.
Este respaldo tan explícito –no demasiado habitual en Trump— llegó después de que el ministro Dujovne se reuniera con el secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin, inmediatamente después de llegar a Washington.

El Presidente habló en la UIA

El presidente Mauricio Macri aseguró en el cierre de la conferencia anual de la UIA que tiene “claro el camino para salir de esta tormenta” y acto seguido consideró que es necesario aprobar el Presupuesto 2019 y acordar con el FMI. “Las dos cosas van a dar certidumbre” al programa financiero.
“Tenemos claro cuál es el camino para salir de la tormenta y estabilizar la economía: lograr un presupuesto equilibrado y sumar un nuevo acuerdo con el FMI. Y ahí sí poder retomar el financiamiento externo para reanudar la senda de la inversión. No hay otro camino, no hay soluciones mágicas. Basta de pensar en cambios de nombres, los argentinos tenemos que hacer los deberes”, lanzó ante un auditorio repleto de empresarios en Parque Norte.

El dólar no dio respiro

El dólar se disparó un 1,9% (75 centavos) a $ 39,79, en bancos y agencias de la city porteña, con un mercado pendiente de las subastas del Banco Central y atento a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional.
El riesgo país también mantiene en vilo al Gobierno. Retomó el sendero alcista y trepó casi 1% a 778 puntos básicos, máximos desde fines de 2014, en momentos en que el peso volvía a ceder posiciones frente al dólar, y superaba la cota de los 40.

Quintana declinó la oferta de Macri y renunció al Gobierno

El exvicejefe de Gabinete, Mario Quintana, se alejó del Gobierno nacional, tras rechazar continuar en la gestión del presidente Mauricio Macri en otro cargo.
Quintana, quien junto con Gustavo Lopetegui fue desplazado por Andrés Ibarra como número 2 de la Jefatura de Gabinete como consecuencia de los cambios dispuestos por el presidente Mauricio Macri, visitó ayer por última vez el despacho de Presidencia de la Casa Rosada.
El ahora exfuncionario dejó su cargo en presencia de sus más estrechos colaboradores en la sede gubernamental, luego de haber formalizado su renuncia tras las nuevas designaciones que dispuso el Poder Ejecutivo este lunes.
Macri, quien compartió innumerables reuniones con el empresario, saludó al saliente funcionario. Quintana, quien acompañó la gestión de Marcos Peña, desde la jefatura de gabinete, no ocuparía ningún otro cargo en el gobierno.