El viernes 14 dos jóvenes fueron aprehendidos en el interior del depósito de un local de Trevelin, con varias cervezas cargadas en la mochila. Un tercer sujeto no pudo ser identificado. Siete días después fueron declarados penalmente responsables del delito de Tentativa de Robo calificado por haber sido cometido en poblado y en banda, con escalamiento y efracción en concurso real con Desobediencia y condenados a la pena de tres años de prisión en suspenso.
El 14 de septiembre de 2018, aproximadamente las 02.15 horas en el local comercial que gira bajo la razón social “Casa Guzmán” sito en intersección de calles Río Corintos y 20 de noviembre de la localidad de Trevelin, en circunstancias en que los ciudadanos Santiago Ezequiel Sáenz, José Ricardo Delgado y una tercera persona que no logró ser identificada, procedieron a ingresar al predio del comercio previo trasponer un cerco perimetral de mampostería de más dos metros, para luego dirigirse al sector del depósito y mediante la utilización de una barreta de acero forzar una puerta de metal, rompiéndola y trasladarse posteriormente hacia el sector del comercio donde nuevamente utilizando la barreta dañan una segunda puerta, ingresando con el fin de apoderarse de elementos que se encontraban en el lugar, entre ellos botellas de cerveza las que habían introducido en una mochila, no pudiendo lograr su cometido por el rápido accionar del personal policial que arribó a la escena cuando aún se encontraban en el interior.
El funcionario de Fiscalía, Raúl Camerlo, continuó la descripción de los hechos indicando que cuando los acusados fueron sorprendidos por el personal policial, Santiago Ezequiel Sáenz se dirigió hacia los uniformados y al dársele la voz de alto en reiteradas oportunidades, hizo caso omiso, intentando evadir a los mismos para darse a la fuga, siendo reducido y aprehendido rápidamente luego de un forcejeo. Mientras tanto, y José Ricardo Delgado se ocultó en la planta alta entre varias cajas de cartón. Cuando lo vieron, le indicaron que se mantenga en el suelo con las manos en la espalda. Él desobedeció, se puso de pie y corrió lanzando un golpe de puño al oficial de policía, este lo esquivó y lo redujo, logrando aprehenderlo.
Ambos condenados son oriundos de la provincia de Río Negro y no cuentan con antecedentes penales.

Gobierno de Chubut