Tras el anuncio de la eliminación del subsidio nacional al transporte público, autoridades municipales analizan el impacto que tendrá en la tarifa local. “Estamos preocupados por el impacto que va a tener en Comodoro”, dijo el viceintendente Juan Pablo Luque.
En ese sentido, advirtió que “estamos hablando, dentro de estructura de costos, de casi el 36%, de 14 millones de pesos por mes sumado al subsidio que aporta hoy la Municipalidad, que son más de 140 millones de pesos al año”, sostuvo Luque y agregó que “nosotros no tenemos posibilidad de poder absorber estos costos, Provincia pretende que la quita del subsidio se traslade al costo del boleto. Nosotros no pretendemos trasladarlo al usuario, pero esa es la idea, que se traslade un aumento de prácticamente 15 pesos más”.

Cómo sostener el servicio

El secretario de Economía, Finanzas y Control de Gestión, Germán Issa Pfister, dijo que “el gobierno nacional tiene poca autoridad moral para exigirle a las provincias o a los municipios, responsabilidades como estas, ya que en Comodoro, tuvimos complicaciones durante todo el año debiendo realizar una ampliación presupuestaria para sostenerlo”.
“Ya este año, tuvimos más que duplicar el subsidio destinado al transporte. Teníamos previsto 60 millones de pesos y tuvimos que realizar una ampliación presupuestaria por 65 millones adicionales y esto tiene que ver con el congelamiento del gobierno nacional del subsidio. Por lo tanto, si lo llegan a eliminar, van a perjudicar las arcas provinciales y municipales porque los van a poner en una situación de imposible cumplimiento con las empresas contratistas”.
El valor del boleto está subsidiado por tres variables sostenidas por el gobierno nacional, el provincial y el municipal; y por lo tanto, si uno de los tres mengua o se extingue, sobrecarga los otros, “esta es una situación muy compleja donde van a tener que sentarse todos los responsables en la mesa y ver qué y cuánto pone cada uno para que impacte lo menos posible en los bolsillos de los contribuyentes”, advirtió el funcionario.

Proyecciones económicas para el 2019

El titular de la cartera económica municipal, explicó que “así como estas decisiones nacionales impactan sobre las arcas provinciales y nacionales, nos obliga a ser más cautos a la hora de conformar el presupuesto para el año entrante y en curso”.
“Se torna muy difícil cuando la mayoría de las variables que tenemos que proyectar para el año 2019 son muy complicadas de estimar porque no se sabe lo que va a pasar”, explicó.
Issa Pfister dijo que “en el 2018 la mayoría de las variables se ajustaron de manera favorable, tanto en el dólar como el precio del barril y aún en la misma producción, pero si hubiese sido al revés, te pone en una situación muy compleja y empiezan los famosos déficit que luego cuando se van acumulando, se llega a situaciones como la de provincia”.
“Vamos a tener que ser más cautos y más responsables que nunca, a la hora de preparar el presupuesto para el 2019, sobre todo, para poder continuar como hasta ahora, sin sobresaltos y cumplir con nuestros compromisos, con un respaldo financiero para que cualquier imprevisto, nonos complique y esa es la idea para el año que viene”, expresó el secretario de Economía.