Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda y Finanzas, y Christine Lagarde, titular del Fondo Monetario Internacional, anunciaron un nuevo acuerdo de la Argentina con el organismo.
El ministro argentino aseguró que el Fondo “continúa respaldando nuestra decisión de proteger a los sectores más vulnerables”. En este sentido, explicó que será a través “de un mayor gasto en los programas de asistencia social”.
“El nuevo acuerdo incorpora las iniciativas de política fiscal, financiera, monetaria y cambiaria que la Argentina considera necesarias para superar la volatilidad cambiaria”, sostuvo Dujovne. Además, agregó: “De esta forma, en un marco de mayor esfuerzo presupuestario, despejaremos cualquier duda sobre nuestro programa financiero”.
“En el plano fiscal, el acuerdo incorpora la decisión del Gobierno argentino de avanzar más rápido hacia el equilibrio primario”, sostuvo desde el consulado argentino en Nueva York.
A su turno, Lagarde destacó el acuerdo: “Su implementación será fundamental para restablecer la confianza y para proteger a los más vulnerables. Enviaré este plan al directorio del FMI tan pronto como sea posible”.
“La gerencia aprobó este programa para hacer crecer la cantidad de dinero que quería la Argentina. Todos estos esfuerzos son para ayudar a Argentina a estabilizar su economía y esto se verá respaldado por un presupuesto adecuado y sustentable”.
En la misma línea, Lagarde aseguró que “el Fondo mantiene su compromiso de ayudar al país a afrontar sus desafíos”.

Los números del acuerdo

El Gobierno y el FMI acordaron finalmente una ampliación de u$s 7.100 millones del préstamo stand by que lleva el monto a u$s 57.100 millones y adelanta desembolsos a 19.000 millones para lo que resta de este año y el 2019. El anuncio estuvo a cargo del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y la directora gerente del FMI, Christine Lagarde en la sede del consulado argentino en Nueva York.
“Hemos acordado mejorar los montos”, destacó el ministro, quien aseguró ya no tienen “carácter precautorio como establecía el acuerdo original” alcanzado en junio último. Además, señaló que ante la volatilidad, se decidió “reemplazar metas de inflación por una regla simple y verificable sobre los agregados monetarios para reducir la inflación”.
En tanto, aseguró: “Mantenemos nuestro compromiso de tipo de cambio flexible”.
Bajo el nuevo esquema los desembolsos estarán disponibles de manera más anticipada explicaron los funcionarios. Hasta 2019 el FMI asegurará financiamiento por u$s 36.200 millones. Entonces, respecto al acuerdo previo, se incrementa en u$s 19.000 millones el financiamiento disponible hasta fines de 2019, explica un comunicado oficial. Por último, bajo el nuevo acuerdo los fondos del programa ya no serán tratados como precautorios y estarán disponibles para su uso como apoyo presupuestario.

Ya no hay metas de inflación

El Gobierno confirmó este miércoles que sepulta el esquema de metas de inflación y que el BCRA lo reemplazará por un “control estricto” de agregados monetarios en su lucha por contener la escalada alcista de los precios minoristas.
“Hemos decidido reemplazar el esquema de metas de inflación por una regla simple y verificable sobre los agregados monetarios, elemento que entendemos contribuirá decididamente a reducir la inflación”, dijo el ministro Dujovne, en la conferencia de prensa en Nueva York, en el marco del anuncio del nuevo acuerdo con el FMI.
“Se reforzará el compromiso del Banco Central con la reducción de la inflación. El Banco Central adoptará un régimen de política monetaria más contundente, en el cual se hará un control estricto sobre el crecimiento de los agregados monetarios”, indicó el comunicado del nuevo acuerdo con el FMI.
En ese marco, “además se mantendrá la libre flotación del tipo de cambio, aunque con intervenciones bajo lineamientos que serán anunciados oportunamente por el BCRA”, aseveró el escrito.

El dólar cerró en alza

En medio de una gran expectativa del mercado sobre los detalles del nuevo acuerdo con el FMI, el dólar mantuvo su tendencia al alza este miércoles y trepó 54 centavos a $ 39,45 en bancos y agencias de la city porteña.
Una mayor demanda por cobertura -propia de cada fin de mes- y cierta incertidumbre en torno a las definiciones con el FMI sobre el mercado de cambios obligó al BCRA a intervenir con la venta de futuros para intentar moderar la suba del billete, que tocó un máximo de $ 39,61.
El peso operó a contramano de la tendencia manifiesta de la región, donde la mayoría de las divisas se apreciaron frente al dólar: en Brasil, por caso, el real subió 1,1%.
Los operadores aguardaban con ansias la letra chica del nuevo acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional.

Sandleris: “Reducir la inflación es nuestro objetivo primario”

El flamante titular del Banco Central, Guido Sandleris saltó a la cancha para hacer su debut como reemplazante de Luis Caputo. “Reducir la inflación es nuestro objetivo primario”, dijo desde el Salón Bosh del Banco Central, donde se presentó en sociedad como presidente del Banco Central de la República Argentina y habló de los detalles del nuevo acuerdo con el FMI en conferencia de prensa.
Vale remarcar la idea de “nuevo acuerdo”. Es que esta firma dar por cerrado el anterior, originalmente de u$s 50.000 millones, pero de los que hasta ahora solo se desembolsaron u$s 15.000 millones. Así, este nuevo convenio se espera que sea para cubrir todo el financiamiento hasta 2021. Es decir, que el monto total superará lo acordado en un principio.
El manejo del tipo de cambio precisamente fue el que precipitó la salida de Caputo de la presidencia del Banco Central. En medios cercanos a la autoridad monetaria se comenta que “la oposición del FMI a la intervención del Banco Central llevó a rispideces y un severo desgaste en la relación entre Caputo y los técnicos del organismo internacional”.
Sandleris fue uno de los responsables de la negociación con el FMI mientras estuvo en el Ministerio de Hacienda, y estrechó buenos vínculos con el organismo, al tiempo que Caputo profundizaba sus diferencias.