Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) están haciendo avances en sus discusiones para reforzar el acuerdo financiero respaldado por el organismo por 50.000 millones de dólares para el país latinoamericano, dijo ayer el portavoz del FMI Gerry Rice.
El objetivo es “concluir tan rápido como sea posible” las conversaciones, agregó.
“Se están haciendo avances en esas discusiones, que ahora continúan a nivel técnico, y sobre cómo reforzar adicionalmente el programa de las autoridades argentinas, que está respaldado por el FMI”, sostuvo Rice en un encuentro informativo regular del FMI con los medios.
El ministro de Economía Nicolás Dujovne había dejado esa posibilidad abierta un día antes, poco antes de partir de regreso a Buenos Aires, al eludir una definición al respecto y señalar que está trabajando con los técnicos del FMI “en cómo asegurarnos de que el programa sea suficiente para dar previsibilidad respecto de nuestro plan financiero”.

El cronograma

La posibilidad de un incremento en el monto total del programa, vía un aumento en los desembolsos periódicos y una aceleración del cronograma se instaló en las últimas horas, junto con la posibilidad de que la Argentina busque además financiamiento adicional del Tesoro norteamericano o de otros países.
El vocero principal del Fondo, Gerry Rice, no negó negociaciones en esa dirección. “El detalle de las medidas y los aspectos financieros son asuntos que se están discutiendo activamente en este momento”, señaló el funcionario del Fondo en conferencia de prensa. “El diálogo es muy activo en este preciso momento”, agregó.
Dijo además, ante una pregunta sobre la sustentabilidad de la deuda argentina, que eso “es algo que se está abordando en el proceso de discusiones, con el potencial de otras formas de financiamiento”, en alusión a una revisión del calendario de los desembolsos ya acordados.
“Vamos a dar tanto apoyo como podamos”, dijo en otro tramo el vocero principal del Fondo, “para reforzar el programa” con la Argentina.
E insistió en que la intención del FMI es concluir “rápidamente” las negociaciones, en línea con lo que también Christine Lagarde, directora gerente del FMI, expresó más de una vez en los últimos días.
En cuanto a la viabilidad política del programa que se está renegociando y las dudas que surjen en torno a la aprobación de un presupuesto para 2019 que incluya el ajuste comprometido, Rice se mostró confiado en la capacidad del gobierno de Mauricio Macri de reunir los apoyos necesarios. “Las autoridades argentinas están haciendo todo lo posible para construir el apoyo al programa”, dijo.

“Con humildad”

Por su parte, el presidente Mauricio Macri remarcó este jueves en una cumbre de ministros del G20 que los argentinos decidieron atravesar “los problemas con humildad y con la templanza necesaria para seguir haciendo el esfuerzo correcto” para salir adelante.
“Estamos transitando un período de cambios profundos, en un mundo que también está sufriendo cambios profundos, y los argentinos decidimos atravesarlos con humildad, aceptando los problemas y con la templanza necesaria para seguir haciendo el esfuerzo correcto”, evaluó el jefe de Estado.
Lo hizo al encabezar el plenario de Educación y de Empleo del G20, realizado en el Hotel Intercontinental de Mendoza, donde estuvo acompañado por el titular de la cartera educativa, Alejandro Finocchiaro, y el secretario de Trabajo, Jorge Triaca.
“Cuando hablamos de calidad de vida y de futuro, hablamos de educación y de trabajo que son las únicas vías para lograr el desarrollo equitativo y sostenible”, señaló Macri a los ministros de los países miembros.

Estudian cerrar embajadas argentinas

En el marco de este “período de cambios profundos” del que habó macri, el canciller Jorge Faurie reveló que “trabaja” para “ver cómo reducir gastos y costos fijos” y no descartó desprenderse de sedes diplomáticas. “Analizamos cómo racionalizar recursos”, afirmó
En sintonía con el plan de ajuste que lanzó el Presidente la semana pasada, el canciller Jorge Faurie no descartó la posibilidad de cerrar embajadas argentinas por el mundo y confirmó que está bajo análisis “una reducción de gastos”.
“Estamos trabajando en ver cómo reducir gastos, cómo reducir los costos fijos que tienen nuestras representaciones en el exterior, que por la diferencia cambiaria se transforma para nuestro presupuesto en un impacto alto”, expresó el jefe de la diplomacia nacional. Es que desde abril a agosto el dólar subió de $ 20 a $ 40 y en lo va del año ya acumula un aumento de más del 100%.

El dólar retrocedió por segundo día consecutivo y cerró a $38,31

La moneda estadounidense retrocedió este jueves a $38,31 para la venta en una jornada en la cual la demanda fue menor a la del inicio de semana.
Según un promedio realizado por el Banco Central, la divisa finalizó a $36,54 para la punta compradora y a $38,31 para la vendedora.
El día anterior, el había operado a $39,24 promedio tras una sorpresiva intervención de la autoridad monetaria, que además de realizar una subasta, vendió en forma directa US$ 235,1 millones para frenar la racha alcista de la divisa.