Empleados y pacientes del nosocomio de la villa balnearia denunciaron que, desde hace varios días, el edificio no cuenta con servicio de casas y, consecuentemente, sin calefacción.
En el Hospital de Pirámides trabaja alrededor de una veintena de personas, entre personal administrativo, enfermeros y facultativos médicos, además de aquellos que cumplen guardias; a su vez, no se dedica solamente a la atención de los pobladores locales, sino también a la de una importante cantidad de turistas que visitan la comuna, principalmente los fines de semana, cifra que se incrementa exponencialmente durante la temporada estival.
Uno de los hechos que encendió los reclamos fue la situación ocurrida con un paciente el fin de semana pasado, quien se encuentra internado en el nosocomio y cuya salud habría corrido peligro, según expresaron, debido a las bajas temperaturas registradas durante la noche del viernes; por ende, la única solución en aquél momento fue arroparlo con varias frazadas. Además, vecinos de la localidad turística criticaron el “silencio oficial” respecto de una de las instituciones más esenciales y que continúa sin poder atender a los pacientes de manera plena, debido a la falta de un servicio tan esencial como lo es el gas.

Sin respuestas oficiales

La otra situación que volvió a advertir el peligro de la falta de calefacción en el edificio médico tuvo lugar el pasado domingo por la noche, cuando una menor de ocho años ingresó y debió quedar internada, pero luego tuvo que ser derivada al Hospital Zonal “Dr. Andrés Ísola” de Puerto Madryn.
Por otra parte, los vecinos que residen alrededor del nosocomio tampoco tienen gas y varios de ellos denunciaron que no han tenido respuestas ni novedades respecto de cuándo volverá el servicio, tanto por parte del Área Programática Norte, como así también del área de Servicios Públicos.

Trabajar con frío

Esto generó un malestar tanto en pacientes como así también en quienes trabajan a diario en el Hospital de la villa balnearia, quienes tampoco cuentan con agua caliente.
“El problema que se suma tiene que ver con el personal que vive en las casas de servicio del predio del Hospital; al estar conectadas al ‘zeppelin’, tampoco tienen gas y nadie explica nada, evidentemente no hay un plan de contingencia, ni se sabe cuánto va a durar la falta de gas”, indicó un trabajador en diálogo con el Diario, quien a su vez mencionó que “el sábado por la noche tuvimos a una paciente en observación y con mucho frío, sin calefacción; tenemos un caloventor para todo el edificio y podemos usarlo siempre y cuando no se corte la luz”.

“Nadie explicó nada”

A ello, se sumó otra situación más, que es la intermitencia en el servicio eléctrico: “El domingo por la mañana no tuvimos luz por cinco horas”, sostuvo el empleado, quien confirmó que, al día martes por la tarde, “aún estamos sin gas y seguimos trabajando en las mismas condiciones”.
Sumado a ello, expresó que “nadie explicó nada ni dejó una mísera nota sobre el tema; si cayera una persona con hipotermia, por ejemplo, sería gravísimo, ya que no contamos con calefacción, sin mencionar que por la noche los compañeros deben trabajar sufriendo el frío constante; un reflejo de cómo está la salud pública”.

Gobierno de Chubut