El juez federal Sebastián Casanello citó a indagatoria a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner para el 18 de septiembre próximo en el marco de la causa de la “Ruta del dinero K”. El viernes último, la Cámara Federal le había ordenado al magistrado definir la fecha para que la actual senadora por Unidad Ciudadana declare en sede judicial por la investigación que llevará al empresario Lázaro Báez, así como a sus hijos, entre otros involucrados, a juicio oral por el lavado de 60 millones de dólares.
Si bien CFK se encuentra imputada, jamás se le pidió que declare. La semana pasada, los camaristas Mariano Llorens y Martín Irurzun solicitaron que Casanello la indague. La decisión fue adoptada tras una nueva solicitud elevada por la Unidad de Información Financiera (UIF), querellente en la causa. La medida no fue votada por unanimidad. El juez Leopoldo Bruglia consideró inadmisible la apelación de la UIF por lo que su voto fue negativo.

Instado por cuarta vez

Esta es la cuarta vez que la Cámara Federal insta al juez para que la ex mandataria nacional sea indagada. Es que el magistrado comprendía que no existían pruebas suficientes para avanzar en su contra. Según la Unidad de Información Financiera, el dinero lavado por Lázaro Báez -a través de la obra pública que le fue concedida a sus compañías- era en realidad de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner.
El lunes, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 definió que el 26 de febrero próximo inicie el juicio oral contra la líder de Unidad Ciudadana, entre otros imputados, por la causa “Vialidad” por la que se investiga el presunto direccionamiento de obra pública a Santa Cruz. Cabe resaltar que es la primera causa contra CFK que alcanza esa instancia.
Dicha investigación comenzó en 2016 y la ex presidenta se encuentra acusada de ser coautora de los delitos de administración fraudulenta y asociación ilícita. El ex ministro de Planificación, Julio De Vido; el empresario Lázaro Báez; y el ex secretario de Obras Públicas José López también serán juzgados.

Paseo por tribunales

El lunes, Fernández de Kirchner regresó a los tribunales de Comodoro Py en el marco de la causa por los cuadernos con detalles del presunto pago de coimas por parte de empresarios a exfuncionarios a cambio de obra pública durante el kirchnerismo.
Allí negó las acusaciones y cargó contra el juez federal Claudio Bonadio quien instruye la investigación destapada a raíz de los diarios confeccionados con detallismo por el remisero Oscar Centeno, ex chofer del detenido Roberto Baratta. La audiencia fue breve y, en ese marco, presentó un escrito en el que solicitó que el presidente Mauricio Macri también sea citado.
“Se habla aquí de una extensión temporal del objeto procesal de la causa y no se convoca a prestar declaración indagatoria a los dueños de las empresas más importantes del país que supuestamente habrían participado en los episodios que se dice estar investigando”, reza el documento que suma: “Hasta el 2006 Macri se encontraba al frente del grupo empresario familiar, el cual según los dichos de algún ‘arrepentido’ también habría formado parte de la cartelización de la obra pública”.
El pasado 13 de agosto, Cristina Fernández de Kirchner ya había arribado a Comodoro Py por los “cuadernos de las coimas”. En esa oportunidad también presentó un escrito y pidió la nulidad de la causa. Por medio del documento, la legisladora también denunció “una persecución judicial” en su contra. “A partir de las asunción del ingeniero Mauricio Macri como Presidente de la Nación, he sido sometida a una múltiple persecución judicial”, resumió en esa oportunidad.