Los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams presentaron hoy un recurso de queja ante el Superior Tribunal de Justicia por la decisión de beneficiar con arresto domiciliario a Daniela Souza, imputada como integrante de la asociación ilícita en la causa denominada “El Embrujo”.
La medida la tomó el juez Marcelo Nieto Di Biase a raíz de un “habeas corpus” colectivo presentado por la defensa otorgando no sólo la prisión domiciliaria sino también un permiso para ir al psicólogo sin la debida custodia policial.
“Habiéndonos notificado al tomar contacto directo con la carpeta de la Oficina Judicial, toda vez que esta parte no fue notificada de manera formal, que además de la morigeración del arresto domiciliario se le otorgó a la imputada la posibilidad de conducirse por sus propios medios en la vía pública sin custodia policial, advertimos que ambas disposiciones agravian a esta parte porque la medida originaria dispuesta por el Juez Natural de la causa se desvirtúa por la intervención de otro magistrado sin competencia para la modificación de la medida dispuesta” afirman Rodríguez y Williams en su escrito y sostienen que “es por ello que venimos a solicitar se nos haga lugar al recurso de revisión de una medida cautelar y de manera inmediata se disponga la revisión de la morigeración concedida a la imputada Souza”.

Salidas al psicólogo

“Medidas como las tomadas generen contradicciones e incoherencias. Y decimos esto porque personas en la misma situación que Souza se encuentran cumpliendo la medida en los centros de detención y la nombrada está en su casa con posibilidad de ir al psicólogo sin ningún tipo de medida de control” dice el escrito presentados por los fiscales. Y agregan: “De lo expuesto surgen cuestiones que resultan sumamente graves. La primera es que un juez que no es el juez natural del caso resuelve cuestiones propias del mismo, como son las salidas al psicólogo de una detenida que no está a su disposición. La otra cuestión, más grave aún, le permite a la detenida Daniela Souza que vaya al galeno sin ningún tipo de control, custodia, etc., aumentando de manera palmaria los riesgos procesales, que por otra parte se encuentran vigentes”. Ahora deberá resolver el planteo el Superior Tribunal de Justicia.

El rol en la organización

La Fiscalía imputa a Daniela Souza como integrante de la asociación ilícita que lideraba Diego Correa, quien – de acuerdo a la versión de los fiscales – se escondía detrás de Souza para las contrataciones. Con respecto a Souza, marcaron que “su función era la compra venta y manejo de las personas de las empresas de Correa. Incluso adquiere terrenos en la cordillera y vehículos a nombre de una de las empresas”.
“Daniela Souza, según las conversaciones que mantiene con Correa solicitándole dinero para diversos pagos, tenía una vida ostentosa donde tendría gastos por unos 100 mil pesos por mes y no registraba ingresos. Esta suma total incluye alquiler del departamento, tarjeta de crédito y otros”.

Gobierno de Chubut