El gremio de los metalúrgicos en Puerto Madryn se encuentra intervenido, según trascendió en los últimos días, aunque el interventor designado no pudo asumir el cargo dado que no se le permitió el ingreso a la sede, quedando la misma acéfala en la ciudad del Golfo.
La decisión de la Unión de Obreros Metalúrgicos (UOM) a nivel nacional se habría fundamentado por el faltante de unos 1,2 millones de pesos en la caja del sindicato; pese a ello, desde el mismo garantizaron que la obra social continúa atendiendo a sus afiliados y que se trabaja con normalidad y en los horarios habituales”, según confirmó el referente local metalúrgico, Ángel Silveti, esta semana en diálogo con la prensa.
Desde principios de septiembre, cuando se conoció la noticia de la intervención, el gremio utilizó varios canales de comunicación para aclarar que el funcionamiento del mismo continuaba sin alteraciones; uno de los ejemplos fue el de las redes sociales, desde cuya página oficial “desmintieron rumores” y señalaron que “la obra social trabaja con total normalidad”.
Uno de los principales reclamos de la Seccional Madryn es que, pese a que la actual conducción detectó el faltante de dinero y lo denunció, desde el terreno nacional se tomó la decisión de intervenir el gremio, a pesar de que la denuncia fuera hecha contra la anterior administración.

Mantienen prestaciones

En la misma línea, el dirigente sostuvo que la situación “sigue igual”, luego de que no se le permitiera asumir el cargo al interventor, y explicó que “estamos resistiendo la intervención del gremio y esperando qué sucederá, ya que quedamos acéfalos, no hubo avances ni retrocesos”.
El interventor designado, comentó, se presentó hace tres días “pero, como no pudo entrar, no volvió nunca más, y hoy no hay nadie”.
A su vez, Silveti señaló que la situación “no afecta las prestaciones complementarias que se brindan en el edificio de los metalúrgicos” y que “se trabaja con normalidad y con los horarios habituales”; aclarando que “el personal a cargo de la obra social trabaja como siempre”.

Internas sindicales

De este modo, la Comisión Directiva de los metalúrgicos a nivel local pretende dejar sin efecto la intervención ordenada desde el gremio en el ámbito nacional, el cual es presidido por el secretario general Antonio Caló.
En este contexto, el dirigente de Madryn manifestó que “estamos en pie de lucha con los compañeros, pidiendo que se retrotraiga la medida porque se tomó de una manera despechada, pedimos que se revean las cuentas y que se siga con la denuncia que realizamos contra el anterior Secretario”.
Además, Silveti explicó que desde el secretariado general del sindicato “están demostrando un faltante de boletas nuestras, pero tenemos los papeles que evidencian el error que utilizan como faltantes” y precisó que “pudimos demostrar con dos contadores el faltante de 1,2 millones de pesos”.

Denuncia y expulsión

La denuncia es específicamente contra el entonces secretario general de la UOM Puerto Madryn, Marcelo Arrivillaga, a partir del faltante de dinero que fue reconocido por el gremio a nivel nacional, y devuelto bajo la solicitud de que no se realizaran las actuaciones y denuncias judiciales pertinentes, así como que tampoco se expulsara al dirigente; sin embargo, las denuncias fueron cursadas y el dirigente fue expulsado.
Consecuentemente, la conducción nacional de la UOM resolvió dar curso a la intervención en la Seccional Madryn, pese a que la denuncia fuera realizada contra la administración anterior a la actual, a cargo de Jorge Paineman.

Municipalidad de Puerto Madryn